Ciudad de México.- El reglamento de tránsito de la capital mexicana prohíbe el uso del teléfono celular mientras se conduce un auto, a menos que se utilicen manos libres, de lo contrario los conductores son sancionados.

Más notas de Mercadotecnia de Guerrilla:
La única vending machine hecha de hielo
Perros embajadores de marca

La razón de esta medida es que muchos accidentes automovilísticos son ocasionados mientras se usa el teléfono celular, sobre todo mientras se escriben mensajes. De acuerdo con la marca de autos MINI, “textear” o hablar por móvil mientras se maneja ocasiona 2 mil muertes cada mes, 40 mil personas con alguna discapacidad producto de los accidentes y 750 mil lesiones.

Para crear conciencia entre los habitantes de la Ciudad de México, MINI y la agencia Publicis crearon Words can hurt (Las palabras pueden herir). Una estrategia que combinó marketing de guerrilla, anuncios impresos y una aplicación móvil.

La marca colocó letras gigantes que simulaban fracturas expuestas (huesos y músculos rotos) por las principales calles de la ciudad. Cada pieza estaba acompañada de un código QR desde donde se podía descargar la aplicación “The World Blocker” que gracias a tecnología GPS bloquea las llamadas y los mensajes mientras se va manejando y envía respuestas automáticas a los contactos para que sepan que el conductor no puede atenderlos en ese momento.

La app lleva un contador de los kilómetros recorridos de forma segura, es decir sin contestar el teléfono y además se puede compartir en las redes para que más personas la descarguen y la usen.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL