Nokia demandó a Apple por una supuesta violación a patentes móviles, en el contexto de un conflicto entre ambas compañías.

De acuerdo con la demanda de la firma originaria de Finlandia, Apple accedió a otorgar la licencia de invenciones patentadas en 2011, pero actualmente se niega a renovar los contratos.

El hecho llevó a Nokia a presentar querellas en cortes de Dusseldorf, Mannheim y Munich, así como una corte federal de Marshall, Texas.

En esta última, la demanda se concentró en el iPhone, iPad, iPod, Apple Watch, computadoras Mac y dispositivos de contenido digital como Apple TV. Otra demanda se refiere a la transmisión y amplificación de señales digitales.

Nokia tiene un interés especial en el caso debido a que, tras la venta de su negocio de fabricación de teléfonos móviles, sus patentes dejaron de ser formas de proteger legalmente a  sus productos para convertirse en una fuente de ingresos.

Tras la compra de Alcatel-Lucent, la compañía agregó los patentes de ésta, con lo que se colocó como su principal ingreso.

La unidad de tecnología de Nokia generó alrededor del 40% de los ingresos de la firma.

Los ingresos de Nokia se ubicaron en 12.5 mil millones de euros en 2015, muy lejos de los 51.06 mil millones de euros de 2007, esto de acuerdo con información de Statista.

Por su parte, Apple consiguió 233.72 mil millones de dólares en ingresos para 2015.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL