De acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, el Marketing Directo representó el 2% de la inversión BTL en 2015, esto es, 995 millones de pesos.

Hoy día, las acciones directas que se realizan en México son bastante perfectibles. Pensando específicamente en el caso de los bancos, la disciplina below the line casi predilecta para ellos son las campañas de Direct, y más el uso del telemarketing.

Por ello es que seguido los usuarios reciben llamadas de las instituciones financieras para invitarlos a contratar un servicio, o incluso para que realicen sus pagos no hechos en tiempo y forma.

Sin embargo, ¿es efectivo este tipo de Marketing Directo Tradicional?

En entrevista, José Israel Alva Hernández, director de Mercadotecnia de Banco Azteca dijo que hoy por hoy, el reto es tener comunicación cercana con el target, expedita y siempre reaccionando a las temporalidades del banco, a cada campaña y estacionalidad.

“Tomamos el Marketing Directo clásico como puede ser el telemarketing, el mailing, algún tipo de cuponeo específico, pero que corresponda a una estacionalidad y a una promoción específica que se le entrega directamente al consumidor en la sucursal”, detalló.

En tal sentido, la efectividad de las acciones directas está directamente relacionada con el uso oportuno de otras estrategias BTL que aseguren una mejor experiencia a los usuarios. Al final del día, la mezcla de medios dependerá de la estrategia que se quiera desarrollar y de los objetivos que se tengan.

Al preguntarle al vocero cuál es el diferenciador del resto de las instituciones bancarias, el vocero dijo que: “Estamos tratando de atacar un segmento que tradicionalmente no atacan el resto de los bancos, es decir, tratamos de apoyar a la gente de menores ingresos. Queremos darles la confianza de un banco que los atiende y se acerca a ellos, y que entiende sus necesidades, por eso tenemos bancos abiertos durante lapsos más grandes de tiempo”.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL