Una de las tendencias en marketing y que es y sigue siendo bien recibido por el target en todo el mundo es el marketing de contenido.

Cuando hablamos de crear una estrategia de marketing de contenido se trata de que la empresa desarrolle y distribuya contenido relevante y de gran valor para sus consumidores que no llevé explícita una venta directa, sino un interés en cierta marca gracias a los mensajes que difunde, a través de sus diversos contenidos.

Según cifras de Statista, 46 por ciento de los estadounidenses mayores de 18 años no están familiarizados con este término o tipo de marketing, aunque sin saberlo han estado expuestos y han consumidor marketing de contenido, el cual es hoy en día uno de los más eficaces para despertar el interés en el target y una buena forma de hacer branding.

Pero así como es efectivo, también puede estar en riesgo si se incurre en algunos desaciertos que pudieran poner en riesgo una estrategia. Para evitar esto, a continuación enlistamos 12 errores que es preciso evitar.

No tener objetivos bien definidos

Desde el brief es necesario que los objetivos de marketing, comerciales y de negocio estén bien definidos, y claro, puestos por escrito en dicho documento para que la estrategia de marketing de contenido se apegue a ellos.

No tener un conocimiento basto de los consumidores

Cada marca está obligada a tener un conocimiento amplio de sus consumidores, saber qué quieren y desean, qué los motiva a seguirlos, cuál es el contenido que esperan recibir y bajo qué formato, entre otros datos.

Carecer de una definición de estrategia

Si no hay una estrategia establecida y que sea con antelación, el camino puede tornarse desafortunado. Es por ello que se debe precisar el tema tópicos que contendrán el marketing de contenido a realizar, así como crear equipos de trabajo y tareas específicas, definir formatos y tiempos, entre otros elementos.

No planificar con antelación

Toda estrategia, del tipo de marketing que sea, debe diseñarse con suficiente tiempo para estar preparados, y sobre todo para que su desarrollo se lleve a cabo considerando los objetivos de negocio, se tenga a la gente o agencia correcta y satisfacer las necesidades puntuales del consumidor.

Creer que no hay cabida para errores menores

No se trata de contradecirse, más bien de ser conscientes de que, aun con una planificación, no se está exento de algún error o que suceda una situación que descontrole o modifique la estrategia original. Si acontece algo que sugiera cambios, hay que estar preparado.

Prescindir de un jefe de contenidos

Todo marketing de contenido requiere de una persona responsable que pueda tomar decisiones sobre qué tipo de contenido es conveniente generar para lograr los objetivos, tenga la capacidad de delegar lo que se debe hacer, llevar un control en cuanto a entrega de contenidos, entre otras cosas.

 

Continúa leyendo en la siguiente página.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL