Los #vigoréxicos contraatacan. Los esclavos del músculo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Francisco Santamaria columnista InformaBTL
Como existe mucha obesidad en los países de Latinoamérica, también existen extremos. Las tendencias se están raldicalizando en el mundo en general. La tendencia general, que es la punta de lanza de los intereses y detección de las necesidades de los clientes, están en constante evolución, involución, movimiento o retroceso. Si deducimos cuál es la tendencia general del los clientes ahora es no ser gris, no estar en el medio. La tendencia de las tendencias es tener una actitud polarizada. Nunca el punto medio. Ser radical es cool. Tener postura es la postura.

Como existe mucha obesidad en los países de Latinoamérica, también existen extremos. Las tendencias se están raldicalizando en el mundo en general. La tendencia general, que es la punta de lanza de los intereses y detección de las necesidades de los clientes, están en constante evolución, involución, movimiento o retroceso. Si deducimos cuál es la tendencia general del los clientes ahora es no ser gris, no estar en el medio. La tendencia de las tendencias es tener una actitud polarizada. Nunca el punto medio. Ser radical es cool. Tener postura es la postura.

Por lo mismo, en contra posición de la obesidad, la alienación en la vida digital y la vida naturalmente orgánica. La vigorexia surge como un punto radical del nuevo estilo de vida urbano. Ser vigoréxico es invertir excesivo tiempo, dinero, intereses y estilo de vida en la masa muscular del cuerpo humano. Son aquellas personas que pasan más de 18 horas a la semana haciendo ejercicio. En exceso preocupados por su imagen muscular, el consumo de calorías y los diferentes monitores que los miden durante todo el día. Los vigoréxicos lo dejan todo: familia, amigos o trabajo por estar haciendo ejercicio constante. Es un patología que se genera por una obsesión compulsiva en el monitoreo de su peso, su consumo de calorías, alimentación, anabólicos, pastillas de proteína y actividad muscular.

Los vigoréxicos viven para sí mismos, sus aplicaciones y sus sistemas de monitoreo de kilo carlorías, tiempo de actividad diaria, tiempo de inactividad, sueño reparador, entrenamiento y complementos alimenticios.

¿Hacia dónde van los vigoréxicos?

Hacia otro tipo de alienación. A estar encerrados en gimnasios o circuitos. A vivir en los espejos de las fotografías de sus rutinas de entrenamiento. A producir sus propios videos en Instagram o Snapchat de sus rutinas para masas musculares. A inscribirse en muchas carreras y maratones. A estar encerrados y presos de sus retos personales en los gimnasios. A comer poco y no disfrutar de la explosión de sabores.

Está comprobado por estudios médicos que las rutinas más efectivas de ejercicio son de tan sólo 45 minutos y que es necesario que el cuerpo humano descanse por lo menos 24 horas para regenerar los músculos. Si no se descansa lo suficiente, tan sólo se quema masa muscular que muchas veces ya no es recuperable.

¿Qué marcas le llegan a los vigoréxicos?

Fit Bit, Polar, Spartan Race, calendario de maratones, Iron Man, Gimnasios, Aplicaciones como Polar Flow o Polar Beat y GNC.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.