Seguramente pensar en “niños compradores” hace algunos años sonaría casi a un sacrilegio. Hoy vemos que los niños son cada vez más participativos en las compras que se realizan en casa.

Más artículos de Fabián Ghirardelly:
¿Innovar o No Innovar?
El desafío de impactar al target deseado

Los que somos papás sabemos claramente cómo influyen los niños en las compras que realizamos. Cuando ellos van al autoservicio también escogen sus productos y nuestra cuenta siempre termina saliendo más alta de lo planificado. Ellos saben lo que quieren en muchos aspectos y no se conforman con lo que los papás creen que es lo mejor para ellos. Hoy en día mi hija no me pide solamente unos tenis, sino que me sabe decir casi el SKU… me da toda la descripción del producto que desea y lo hace perfecto. Definitivamente es el reflejo de una generación que tiene más claro lo que quiere y pelea por ello.

Muchos de los niños ven en las compras al autoservicio un verdadero paseo familiar y es por ello que en el 45% de los viajes de compra a este canal, ellos están presentes.

Incluso vemos como en la compra de ciertas categorías de productos ellos están particularmente presentes. Por ejemplo, en más de la mitad de las ocasiones que se compran cereales y leches saborizadas están los pequeños acompañando la compra. Es decir, se suelen comprar en más ocasiones estas categorías con la presencia de los niños de la casa que cuando va la mamá sola, por lo que seguramente ellos ejercen cierta influencia en la decisión de compra de estos productos.

Por esta razón ellos no son compradores en potencia, sino influenciadores y porque no decirlo, hasta tomadores de decisiones respecto a ciertos productos de consumo masivo.

También hemos visto que cambian los hábitos de compra de un hogar de manera considerable cuando hay presencia de pequeños. Entre más pequeños los niños, nos desvivimos por darles lo mejor, lo que se refleja en un mayor gasto en marcas Premium. Al crecer los niños los papás empiezan a compran más marcas promedio, como consecuencia de que los pequeños incrementan el portafolio de consumo de alimentos y los papás tienen que ver cómo hacer rendir el gasto ante esta mayor demanda de productos (especialmente de alimentos).

¿Qué prefieren los mini-shoppers?

Desde pequeños vemos que “se casan” con algunos sabores, por ejemplo, con el sabor chocolate. Es muy extraño encontrar a un niño que no le guste este sabor. Es el preferido de los niños en productos como modificadores de leche, leches saborizadas y hasta en cereales. Se vuelven más aventureros en sabores conforme crecen. Después de los 6 años empiezan a gustar de sabores combinados como chocobanana , napolitano o chocolate con malvaviscos, pero siguen siendo el chocolate el consentido.

Vemos también diferencias según el género. Los niños no varían mucho su portafolio de sabores en la medida que van creciendo, mientras que las niñas sí van diversificando sus gustos y comienzan a incorporar nuevos sabores en sus comidas con los años.

Limpiecitos desde chiquitos. Hoy hay una gran oferta de productos de aseo personal dirigido exclusivamente a estos mini-shoppers. Desde cepillos dentales, shampoos, acondicionadores, modeladores, cremas corporales y faciales, fragancias, etcétera. Muchos de estos productos tienen un empaque diferenciado, buscando una mayor facilidad de uso de los productos de parte de los niños y también buscando llamar la atención de los más pequeños. Este nicho de mercado ha venido creciendo en los últimos años respondiendo justamente a esta nueva demanda de productos.

Vemos también como la presencia de los niños en el hogar impacta incluso la presencia de productos de limpieza de hogar. No es muy claro si es porque las mamás tienen un mayor foco en la limpieza del hogar dada la presencia de estos pequeños, como medida mayor de higiene, o es consecuencia justamente de que “gracias” a los niños la casa se ensucia más…pero, en definitiva, las casas con niños terminan invirtiendo más en productos de limpieza para el hogar.

Son pequeños, pero con una gran influencia en el hogar, por lo que tener productos para ellos es responder a una demanda creciente en México y el mundo y seguramente también es invertir a futuro en la lealtad hacia una marca específica…porque estos mini-shopper crecen muy rápido!!!

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL