Adaptarse a los cambios es fundamental para los retailers. Ahora con el boom digital esta teoría de Darwin cobra mayor sentido, pues solo aquellas empresas más fuertes, en cuanto a la agresión de sus estrategias de marketing, lograrán consolidarse en el mercado.

Durante los últimos meses hemos sido testigos de casos en los que incluso grandes retailers dejaron de innovar y perdieron el rumbo. Tiendas como American Apparel o Aéropostale son una clara muestra de ello.

Sin embargo, no son los únicos que dejaron de ser queridos por su target. Aunque no están en quiebra, marcas como Justice, Gap, Old Navy, Target, American Eagle o Forever 21 deben estar alerta.

De acuerdo con Statista, en el 2015, varios adolescentes dejaron de comprar marcas como las antes mencionadas, debido a que los retailers ya no satisfacían sus gustos y preferencias. La falta de atención a sus necesidades orilló a los jóvenes a cambiar de marca.

Checa la gráfica:

ropa adolescentes

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL