La Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general y lo particular, el dictamen de la Miscelánea Fiscal para el 2020 con 18 votos a favor, 7 en contra y 4 abstenciones.

Entre los principales cambios generados por la minuta está la eliminación del esquema de retención del Impuesto sobre la Renta (ISR) a aquellos que realizan ventas por catálogo. Sin embargo, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha señalado que se emitirán reglas para cobrar adecuadamente los impuestos.

Otros impuestos descartados están relacionados con las plataformas digitales, así como la aplicación de los impuestos a los servicios de publicidad y los de almacenamiento de datos.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD), 2.9 millones de personas se dedican a las ventas directas, de las cuales dos millones lo hacen por catálogo. En entrevista con El Heraldo, Carlo Ledezma, presidente de la AMVD, señaló que alrededor de 1.6 millones son mamás, son esposas, son mujeres amas de casa, las que se dedican a esta actividad y lo hacen por ganar un poco más dinero”.

Según AMVD, 8 de cada 10 personas que se dedican a esta actividad son mujeres, las cuales obtienen ingresos mensuales entre los $1,500 a los $3,000 pesos, por lo que incrementar la carga fiscal provocaría una merma económica en sus bolsillos. Cabe señalar que el ingreso que obtienen las mujeres de esta actividad radica en comunidades y poblados con altos niveles de pobreza.

En 2018, el mercadeo en red, ventas directas o network marketing registró ventas por 7 mil millones de dólares, con un crecimiento de 4.0 por ciento anual. En México, se estima que uno de cada cuatro hogares se dedican a esta forma de ventas. 

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL