En este post quiero señalar uno de los más importantes retos a los que nos enfrentaremos este año si no queremos perder el paso y quedarnos relegados en este competitivo mundo. Me refiero a la transformación digital.

Desde hace algunos años estamos viendo como el mundo online está adquiriendo cada vez más protagonismo y como los clientes nos demandan los mismos productos y servicios en ON que en OFF.

No es que los hábitos estén cambiando, es que los millennials tienen como hábitos informarse en la red, comprar en la red, recomendar /opinar en la red y compartir en la red. Es por eso que cualquier empresa que quiera competir por ese (u otros) target deben preguntarse si han adaptado o transformado su modelo de negocio para satisfacer las necesidades de los mismos. El que responda que “mi empresa ya tiene página web” es que no sabe de lo que estamos hablando.

La transformación digital no solo hace referencia a la relación con nuestros clientes. Hace también referencia a nuestra relación con los proveedores, con el personal, con las administraciones, etc.

Desde el punto de vista del marketing, los aspectos que afectarán al retail en esta transformación y marcarán las líneas maestras durante los próximos años, desde mi punto de vista, serán los siguientes:

El análisis de los datos

Durante estos años se ha dado mucha importancia a la captación de datos que nos permitan establecer una relación de tú a tú con nuestros clientes. Un big data que nos permita almacenar información relevante sobre los intereses y gustos de nuestros clientes y que de ahora en adelante debemos analizar de forma más eficiente.

Estamos en fase de visualización de los datos, de saber mostrarlos como realmente nos interesa para sacarles el máximo partido. En este sentido sigue pareciéndome sorprendente que sabemos hasta la talla del pié de nuestros clientes pero no somos capaces de felicitarles por su cumpleaños, algo que parece tan sencillo y tan banal pero que no muchas empresas hacen.

Contenido Vs Formato

El contenido seguirá siendo el rey pero la forma cada vez irá adquiriendo mayor importancia. Los videos, la realidad aumentada, el streaming, etc. harán que la inversión en medios audiovisuales sea cada vez más importante.

Del community manager al consumer manager

Ya no se trata tanto de comunicar y atraer usuarios a las tiendas o los centros comerciales como de ayudar nuestros clientes a tener una experiencia personalizada y satisfactoria de compra. El objetivo será no sólo atraer tráfico cualificado, sino optimizar los ratios de conversión.

Localización indoor

Este año será el año del despegue definitivo de la localización de campo cercano. Este sistema de localización nos permitirá personalizar el contenido y la forma en la que el usuario va a recibir la información y por tanto mejorar los ratios de conversión, transformando las visitas en compras.

Apps más abiertas

Las apps de las distintas marcas serán más abiertas y más colaborativas de manera que éstas puedan ofrecer información transversal para nichos de mercados comunes. Por ejemplo, una marca de cerveza y su red de distribuidores colaborando en sus respectivas apps.

En definitiva, la transformación digital en el ámbito del marketing es una realidad que debemos acometer si o si, pero sin perder el foco en nuestro objetivo: adecuar nuestro producto a las necesidades y gustos de nuestros clientes y garantizarles una experiencia única de compra o servicio y esto es algo que no ha cambiado con el tiempo… el cliente sigue siendo el rey.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL