La niña bien y su guerrilla marketing digital en campaña

2573

¿Los candidatos presidenciales en México realmente nos conocen? ¿Nos subestiman? Realmente sí. Muchos de los mensajes que hemos visto y veremos en las campañas para las elecciones federales y locales en 2018 seguramente serán torpes, poco efectivos y no estratégicos. Mucho y más de lo mismo. Tal parece que los candidatos y sus asesores de campaña determinan que somos menores de edad que poco entendemos de sentido común y la lógica. Nos hablan como su si entendiéramos muy poco de la realidad de nuestro país. Hace seis años quizá hubiese sido efectivo lanzar estos mensajes. Ahora no. Hoy no. Las cosas cambiaron, la coyuntura es otra y la realidad en las audiencias es muy diferente.

La posverdad llegó para quedarse

De una forma imparable, contundente y contagiosa, el fenómeno social, antropológico, cultural y digital, ha llegado a México desde el mundo para quedarse, pero ¿Qué es la posverdad? Del neologismo post-truth. Es un concepto muy ambiguo, complejo de estructurar y entender por tan novedoso. Sucede cuando las emociones, las posturas ideológicas y creencias influyen de una forma más efectiva y práctica en la opinión pública que los hechos comprobados. Efecto desestabilizador de todo lo establecido a raíz del enojo de una sociedad o asociación. Y entonces sucede lo inimaginable y menos pronosticado. Surge como un mensaje y respuesta irracional para desestabilizar. Es un motor disruptor -que causa desorden o destruye- para la destrucción o auto destrucción de la sociedad. Los ejemplos más prácticos de 2016: Brexit, la victoria de Donald Trump o el fracaso de la firma de paz entre las FARC y el gobierno colombiano.

La posverdad y las noticias falsas mantienen una relación dialéctica y cercana. Como una estrecha relación entre opuestos. Complementaria y muy cercana. Aunque son muy diferentes están unidas, son derivados y no existe un concepto sin el otro. A partir de 2017 reinarán el mundo entre la confusión, el miedo, la incertidumbre y la falta de contenido relevante. Todo es verdad y nada es verdad.

Sólo un candidato está entendiendo la forma más efectiva (lo nombro por su código de marca: ya saben quién…) para comunicarse con su audiencia, se le aprecia confiado, relajado y divertido. Con tono burlón y de realismo mágico, cada día habla con mayor conexión a sus votantes para pedirles su voto como no pidiéndolo, ¿Sabio o no? Les guste a muchos o no, está logrando una vinculación con su audiencia. Tan efectiva que se mantiene como puntero en todas las encuestas, ¿Por qué? Por que sus mensajes no son rebuscados, son directos y sencillos de entender. Estos mensajes están maridando bien con la situación coyuntural local de los mexicanos, sintonizan con la semiótica social de lo que piensan y sienten.

Por si no fuera poco, esta estrategia electoral que no es una estrategia. Ha sido beneficiada por una pieza viral en video que ha sido vista y analizada por millones de mexicanos: La Niña Bien. Sin explicación alguna, como salida de la nada y sin saber quiénes son sus creadores y diseñadores de mensaje. Un video controvertido, anti establishment y disruptivo logra generar mucha audiencia sin ser un spot oficial, ¿Lo hizo el Frente o el PRI para desprestigiar a MORENA? ¿Lo mandó a hacer MORENA? Eso ya no importa, lo que importa es que ese video se conectó con muchos mexicanos de forma efectiva y subversiva, contra cultural y siguió todos lo pasos de un manual de mercadotecnia de guerrilla. Error fatal de un partido adversario de AMLO o no, es quizá la mejor pieza de mercadotecnia viral electoral de la que he sido testigo. Y estoy seguro que estos detalles y mensajes serían clave para decidir e influir en el voto de millones de mexicanos en julio de 2018. Tuve la oportunidad de entrevistar a Paco Alva, uno de los protagonistas del misterioso video de la Niña Bien quien me cuenta su experiencia al participar en la producción. A continuación la video entrevista.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorRPM, ¿la clave para tener precios bajos y competitivos?
Artículo siguiente¿Qué beneficios trae su maquina expendedora a Ford, en términos de marketing?
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.