Con en fin de promocionar un limpiador de plantas de la marca Green Works, la agencia DDB en Estados Unidos ideó una creativa estrategia surgida de una barda repleta de mugre.

La idea consistió en utilizar el limpiador de una manera artística, ¿cómo? plasmando árboles y césped en la barda.

Paul “Moose” Curtis fue el grafitero encargado de crear el mural de 140 pies de largo, que se encontraba a la entrada del túnel de Broadway de San Francisco.

La efectividad del producto quedó demostrada no sólo el día de la ejecución, sino después de ello, pues a un año de haber sido colocado, el mural siguió estando a los ojos de los transeúntes que pasan por el lugar.

Interesante estrategia de Ambient Marketing para promocionar este tipo de producto.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL