Un estudio de Periscope para McKinsey indicó que cerca de dos tercios de los consumidores no observan evidencias de que las tiendas conozcan sus preferencias, aunque consideran que se acercan algo más cuando se trata de compras online.

Aunque al ser consultados los participantes, no parece que les interese demasiado que las tiendas conecten los datos online y offline para optimizar la experiencia de compra. Al pedirles que escogiesen entre tres actitudes en este sector, un 62% escogió la opción de que no se conectase esta información, aunque la intención fuese mejorar el proceso para el cliente.

Este dato no fue el único que sorprendió a los investigadores, pues a pesar de todo el buzz que existe sobre el e-commerce, los consumidores mostraron en un 75%, su preferencia por comprar en las tiendas físicas.

Por otro lado, en el caso de los millennials, esta cifra es aun superior, pues un 81% de los encuestados se decantaba por esta opción, por encima de la compra desde una computadora (64%) o desde un dispositivo móvil (23%), lo que mostraría que este segmento de la población disfruta de investigar online pero comprar en establecimientos físicos.

Un dato interesante fue que los participantes se mostraron el doble de proclives a dejarse seducir por una promoción en la tienda que por una online.

shoppers on elevators in multilevel shopping mall

Fotos: Bigstockphoto

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL