En busca de la posmodernidad: ¿Los medios contra los líderes o los líderes contra los medios?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Hay una especie de sensación que nada está pasando últimamente. Y no, muchas cosas están pasando. Se están moviendo muchos arquetipos sociales y esquemas culturales de comportamiento de consumo. Programaciones antropológicas y sí, comportamientos disímbolos rancheros. Como personas que deciden de un día para otro estudiar filosofía cuando toda su carrera fue en leyes, o quieren estudiar economía en negocios cuando tienen una licenciatura en pedagogía. Hombres que quieren usar falda y bolso y mujeres que quieren dejarse el bigote y la barba. El individualismo corre por nuestra venas y en nuestras redes sociales con millones de coaches de autoayuda que nos dicen cómo zafarnos de nuestra sociedad que durante años nos ha esclavizado para ser libres y hacernos millonarios y poderosos. Como si el individualismo fuese la salida en esta era posmoderna. Cuando se nos olvida que el hombre es un animal social que viene del simio y que necesita de los otros para no deprimirse. Que vive en grupo y muere en él. De esta sociedad vienen todos sus éxitos, poder y armas letales. Los mejores líderes se hacen del grupo. Vienen de la tribu. Y se forman en ésta.

Ahora bien, los medios también forman parte de esta dicotomía y locura esquizofrénica de la era posdmoderna. Desde hace tiempo ya venían teniendo cierta incertidumbre por el hiper contenido, por la hiper lectoría y por el contenido falso o que no es fidedigno. También aquí aparece un aspecto importante que es la comercialización de los contenidos que se han ido poco a poco diversificando a las principales redes sociales más populares, por lo cual los medios han visto más complicado el generar ingresos para sus colaboradores y sus plataformas. Si los medios tradicionales no tienen recursos económicos, insumos, por lo tanto no tienen una producción importante y entonces no pueden generar contenidos potentes que generen audiencias reales y pierden la batalla contra los generadores de contenido falso que muchas veces generan más viralidad y dinero a través de las redes sociales. Así se obtiene un círculo vicioso que da como resultado malas audiencias, con contenidos malos y malos patrocinadores. Creando un ambiente digital adverso para crear mentes sin liderazgo y que en nada innovan en estas eras modernas e hiper modernas.

¿Qué están pensando los líderes hoy para mañana?

Una de las características de la posmodernidad es la falta de liderazgo y de ideologías propias. De teoría y de tesis reales y generadas desde una base real. Este vacío de pensamiento hasta cierto punto es lógico y actúa como una consecuencia. Al no existir un contenido real y valioso, el conocimiento baja y el liderazgo escasea. Se tienen pocas ideas y poco empuje para el emprendimiento y la innovación. Digamos que los líderes están deprimidos y aletargados como consecuencia de una falta de conocimiento real porque no hay quien comparta el conocimiento. Y no existe un foro en donde los líderes compartan sus ideas y desarrollen planes y estrategias para impulsar a su tribu. Esta vez y en busca de los que está pasando en la posmodernidad busqué a Ivonne Bacha Baz, jefa editorial de la revista Líderes Mexicanos para preguntarle cómo ve desde su nicho y en su campo de trabajo a esta época que estamos viviendo y a los líderes de esta era, claro si es que los hay. Corre la video columna.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.