Los expertos en mercadotecnia coinciden en: a mayor motivación, mejor rendimiento. Es por eso que las empresas están conscientes de que poner las bases para incentivar a sus colaboradores corre por su cuenta. Un colaborador motivado no solo cumple con los objetivos establecidos, sino que también aporta ideas nuevas.

La motivación no solo viene del ámbito profesional, sino del familiar. Los colaboradores que son padres, están conscientes de que el cuidado de sus hijos es importante. Incluso esta preocupación es una de las principales razones de la desmotivación y ausentismo laboral, ambos factores afectan directamente en la producción. De acuerdo con Kronos, en su último estudio sobre “El impacto financiero por ausencias de empleados en México”, las ausencias repercuten en la productividad hasta en un 40 por ciento.

Actividades ludicas en empresas

Para mitigar estos efectos las empresas han recurrido principalmente a una estrategia: las actividades lúdicas familiares. ¿Qué harías si pudieras llevar a tus niños a que conozcan tu trabajo? La recreación fortalece los lazos entre padres e hijos, permite que los colaboradores se motiven y que, a su vez, mejore el ambiente en el trabajo. Además, ellos se sentirán tan satisfechos que hablarán positivamente de tu marca y se convertirán en tus principales embajadores.

Hay organizaciones que se dedican a ofrecer este tipo de servicios de recreación. Una de ellas es Wuahoo!, líder y pionera en el diseño e implementación de experiencias lúdicas alineadas a la cultura empresarial en México. Su equipo está integrado por expertos creativos en administración de tiempo libre, recreación y campamentos; complementado por scouts, psicopedagogos y paramédicos, especializados en niños.

Entre los servicios que ofrece se encuentran: activaciones de marca, cursos, visitas infantiles a las compañías, recreación escolar, eventos de integración corporativos, entre otros. En 2015, Wuahoo! atendió a más 3,500 acampantes durante el verano, logrando la aprobación y satisfacción del 95 por ciento de ellos.

Marcar la diferencia es un medio para que las empresas se ganen los corazones de sus colaboradores. Atacar la desmotivación debe ser prioridad para cualquier organización. Y construir un mejor clima laboral es el camino.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL