De acuerdo con datos de Statista, al mes, Tinder tiene 35 millones de visitantes únicos en el mundo, cifra que muestra el alcance que tiene esta red social para encontrar pareja. No de balde las marcas comienzan a pensar en esta app móvil como vehículo de comunicación y herramienta de marketing para hacer match con sus consumidores.

En este contexto, a continuación se presentan un par de campañas que han conseguido con ingenio hacer uso de Tinder en sus estrategias de marketing. La primera de ellas tiene un propósito cultural y la segunda un fin altruista. Ambas alcanzaron awareness y captaron la atención del público meta.

La agencia Only If diseñó una estrategia below the line en la que Tinder es el protagonista. La campaña es para el Fondo de Cultura Económica y tiene como fin acercar a los jóvenes de esta red social para conseguir citas a tener una cita pero con personajes de libros clásicos de la literatura.

Para conseguirlo, se eligió a personajes icónicos e interesantes y se les hizo un perfil en dicha app, así se conquistó a quienes hicieron match con estas personas ficticias que conservaron la esencia del personaje en todo momento.
Sin duda esta estrategia, literal, es para encontrar amantes de la lectura.

Caso Fondo de Cultura Económica / Tinder PRENSA from ONLY IF on Vimeo.

La siguiente campaña surgió para incentivar la adopción de perros sin hogar. En Hungría se lanzó una creativa campaña en la que se realizó un experimento social que muestra que una persona es más atractiva y puede lograr más pretendientes si tiene un perro como mascota.

Se trata de una campaña organizada por Take Me Home Foundation que en Hungría trabaja para darles un hogar a los perros de la calle, así que de la mano de la agencia creativa Café Communications, con sede en Budapest, se ideó la campaña llamada Match for a lifetime consistió en crear dos perfiles a los participantes en este experimento social, uno con perro y otro sin él, en el mismo lugar y con la misma vestimenta. Luego de 5 días se demostró que los perfiles en los que el candidato en Tinder aparecía con un perro tenían hasta 162% más matches que los que aparecían solitarios.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL