El mercado mexicano, se ha vuelto cada vez un marco de oportunidad para que las pequeñas y medianas empresas e incluso las grandes entidades de negocio, generen su propia aplicación de servicio; permitiendo a sus consumidores mantenerse al tanto de los diferentes productos fácilmente.

De acuerdo con datos de la Unidad de Inteligencia Competitiva (CIU), tan solo durante la primera mitad del 2019, se registraron 106.8 millones de dispositivos activos en México, por lo que el uso de aplicaciones móviles también registró un significativo crecimiento.

No obstante, la firma BC&B, destaca la importancia de la protección legal de las apps creadas por marcas de diferentes industrias; sugiriendo 3 aspectos que sobre todo los emprendedores, deberían tomar en cuenta con el objetivo de proteger su nuevo tesoro digital.

  1. Contratos de propiedad
    Para desarrollar una aplicación de servicios que sea realmente funcional, es precisa la participación de múltiples profesionales, ya sean diseñadores, desarrolladores o content managers. Siendo así, será preciso especificar legalmente quién creó cada elemento de la app, con el fin de que cada persona sea propietario del dominio correspondiente.
    Esto puede evitar múltiples mal entendidos, pues aunque no lo parezca, una buena cantidad de compañías no dan crédito a los responsables.
  2. Derechos de autor
    Toda aplicación integra diferentes elementos, que van desde imágenes, códigos y hasta tipografías especiales. En este sentido, es posible proteger cada particularidad que conforme el desarrollo a través de una figura jurídica.
    La mayoría de estas protecciones suelen ser automáticas y gratuitas, surgiendo a partir de que las aplicaciones comienzan a operar oficialmente.
    Otra forma de protección, es hacer el registro formal de la app, pues esto representa una garantía de protección y derechos sólidos que tienen vigencia incluso 100 años después de que el auto fallece.
  3. Patentes
    Si eres un emprendedor en busca de seguridad total para su desarrollo digital, la patente es la respuesta, debido a que cubre la funcionalidad de la aplicación hasta por 20 años.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL