No siempre es fácil transmitir y compartir lo que sé. Normalmente lo hago con públicos muy diversos, algunos apasionados de la mercadotecnia y otros no tanto pero con mucha hambre de conocer las herramientas de la comunicación.

Más artículos de Paco Santamaría:
Los eventos de client service: Las convenciones
Control, control y más control

Mis foros son universidades y salas de reuniones de mis clientes. Cuando llego a la parte del contenido, realmente me apasiono; ¿Qué es contenido?, grito, cuando muchos de los asistentes no consiguen atinarle a la respuesta correcta: ¡El contenido es información útil! Me desgarro la voz como si la respuesta fuese muy lógica. Así disfruto mucho mis días de evangelización sobre la mercadotecnia y comunicación, y muchas veces aprendo más yo, que a los que imparto.

Justo hace poco, junto un grupo de entrenadores de desarrollo humano y comunicación interpersonal, sufría porque hablaba del contenido y me costaba mucho trabajo desnudar mi concepto, de pronto surgió una pregunta que me pareció brillante e inocente al mismo tiempo: ¿Cuándo nació el contenido? Qué interesante reflexión. Guardamos silencio todos y me atrevía responder: Pues desde que hay exceso de información. El hombre cada día se convierte en un gran filtrador de información y se alimenta de contenido. Así las cosas, por eso admiro a los grandes personajes filtradores de información , de quienes aprendo todos los días.

Barak Obama es un gran maestro de la administración del contenido y de la semiótica, cuando creo que pierdo mi concepto del contenido busco en Youtube el video en donde nos da la noticia de cómo mató a Osama Bin Laden, aparece a cuadro después de caminar en un corredor como todo un emperador mundial y lo que dice con su discurso final es: aquí yo soy el jefe.

Otro personaje que está adueñándose del contenido es el Papa Francisco. Hablando de temas que nadie se atrevía a hablar como el Lobby gay en el Vaticano y la pobreza frente a los millonarios. Aquí Francisco está aplicando las reglas básicas para generar la atención inmediata de la audiencia hablando todos los días de “Lo que no se conoce, lo que no se recuerda y lo que no se entiende”.

Tenemos muchos maestros que todos los días nos imparten clases de contenido e imagen pública rodeados de cotidianidad. Sólo tenemos que observarlos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anteriorVende tu propia historia
Artículo siguienteTic Tac convierte los parabuses en máquinas expendedoras
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.