El marketing directo es muy amplio, por lo que puede hacer uso de distintas estrategias para captar la atención del público. Algunas de sus herramientas son muy conocidas desde hace años. El telemarketing, el buzoneo o el mailing son algunas de las más populares que se realizan, por decirlo de alguno modo, de manera física. Sin embargo, también existen algunas que son meramente digitales, sobre las cuales te platicaremos en los siguientes párrafos.

Antes de entrar de lleno en el tema, es bueno retomar a qué nos referimos con marketing directo. Son aquellas estrategias que buscan establecer un trato directo y personalizado con el cliente, por lo que harán uso de bases de datos.

Sitio Web informativo en el marketing directo digital

Usualmente en el e-commerce los clientes ven los catálogos de los vendedores en línea, eligen lo que van a comprar, pagan por ello y les llegan en a un domicilio previamente acordado (ya sea en su casa o en su trabajo). Sin embargo, hay muchas empresas que, debido a las magnitudes de sus productos, prefieren que el cierre de la venta se haga en algunas de sus sucursales.

Un ejemplo claro de esto son las agencias de autos, las cuales tienen su catálogo completo en el sitio y que ofrecen pruebas de manejo; sin embargo, no mandan el auto matriculado a la puerta del cliente.

Chatbots en el marketing directo digital

Los chatbots se han implementado hace relativamente poco a sitios web e incluso las fan page de Facebook de las marcas. Estos programas están diseñados para contestar las dudas de los consumidores. Sin embargo, con base en las interrogantes que tiene la gente, puede ir guardando información en una base de datos para posteriormente hacer labor de venta con ellos.

Solicitud de datos por un servicio gratuito

Distintas empresas han puesto puntos gratuitos de acceso a internet en algunos sitios público o en el transporte público. Las indicaciones para hacer uso de dicha red wifi vienen en pósters promocionales. Pero el verdadero detalle interesante radica en que para utilizarlo, se le solicita a la gente su correo electrónico, su edad y su sexo. De este modo se arma una base de datos de modo rápido.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL