De acuerdo con un estudio realizado por Razorfich, muchas compañías no se auxilian de una base de datos para segmentar a sus clientes y entender su comportamiento.

Una de las razones es porque continúan utilizando una tecnología que hoy resulta obsoleta o por el trabajo que implica la traducción exitosa de la información.

Según el estudio, el 58% de las empresas consideran que son capaces de ejecutar una segmentación de sus clientes sin una base de datos. El 38%, en cambio, aseguró que tiene el control de la segmentación ante la llegada de nuevos clientes.

El 13% de los encuestados se mostró interesado por utilizar nuevas herramientas, como el data base, que le permitan hacer una buena segmentación y medición de resultados.

Finalmente, tan sólo el 5% coincidió en estar implementando nuevas herramientas para entender el comportamiento de un consumidor que está siempre conectado, es decir, que hay una escasa preocupación por el marketing en tiempo real.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL