Hay estructuras que no sólo representan a una ciudad, sino que se convierten en símbolos de la cultura, el arte y la historia de una sociedad. El Coliseo, en Roma (Italia); el Big Ben, en Londres (Inglaterra), la pirámide Keops, en Giza (Egipto), la Gran Muralla, en China, la pirámide del Sol y el monumento a la Independencia en la Ciudad de México son sólo algunos ejemplos de esto. En el caso particular de París, Francia, este honor era compartido por dos monumentos, la Torre Eiffel y la Catedral de Notre Dame, estructura que estuvo a punto de caer debido al incendio que devoró su parte superior.

De acuerdo con datos de Quartz, se estima que la Catedral de Notre Dame recibe al año 13 millones de visitantes, cifra que supera considerablemente los 8.1 millones de personas que recibió el Museo de Louvre, también en París, el cual se posicionó en 2017 como el museo de arte más visitado en todo el mundo.

De hecho, también para el 2017 la Catedral de Notre Dame se posicionó como el recinto cultural más visitado en país, con 12 millones de asistentes, seguido de la Basílica del Sagrado Corazón (10 millones de visitantes), el Louvre (8.022 millones de visitantes), la Torre Eiffel (6.207 millones de visitantes), el Centro Pompidou (3.337 millones de visitantes) y el Museo de Orsay (3.178 millones de visitantes), de acuerdo con datos de Statista.

Uno de los datos interesantes de la Catedral de Notre Dame es que, según comenta Statista, se calcula que una persona tenía que esperar cerca de 120 minutos para entrar en la iglesia.

Cabe destacar que distintas marcas como Louis Vuitton, L’Oreal, Total, por mencionar algunas, han comenzado a realizar donaciones de varios millones de euros con la finalidad de reconstruir la Catedral de Notre Dame.

Es importante mencionar que el obispo de París, Maurice de Sully encargó la realización de la pieza arquitectónica cerca de año 1160, pero sería hasta el 1163, con el reinado de Luis VII, que se comenzaría su construcción. Fue hasta 1345 cuando concluyó al edificación original.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL