Las experiencias de marca se han convertido en una prioridad para las compañías no sólo de México, sino de todo el mundo. 2018 fue un año lleno de retos para todas las industrias, y la clave para destacar de la competencia fue la generación de experiencias.

Hoy en día, los consumidores no basan su lealtad en el precio de un producto, sino en los “momentos” que las marcas ofrecen a través del servicio, un punto de venta o acciones BTL como activaciones de marca dentro o fuera del piso de venta.

Este año, la situación no será diferente. Las marcas deben seguir apostando por acciones que garanticen la satisfacción del consumidor a nivel producto/servicio, pero a la vez, agregando valor por medio de actividades que creen una gran experiencia de compra. Según datos de Walker, 86 por ciento de los compradores están dispuestos a pagar más por una excelente experiencia del cliente.

Respecto a la generación de experiencias de marca, Pablo Torres, marketing manager de Petronas Lubricants International, en entrevista, dijo que debido a que la marca opera de manera global, buscan que los eventos que patrocinan cuenten con valores similares a la marca.

Te recomendamos: Cómo sorprender al consumidor a través de experiencias de marca.

“Para nosotros es muy importante la experiencia”, apunta. Agregó que para analizar el retorno sobre la inversión o ROI (por las siglas en inglés Return On Investment) de un patrocinio en la marca llevan a cabo mediciones cualitativas y cuantitativas. “En este momento es lo que estamos buscando que haya presencia de manera relevante. Los números son importantes tres a uno, cuatro a uno, pero nosotros vamos por medidas más altas”, expresó.

Por otro lado, la promotoría es una de las acciones más eficaces para generar una experiencia de marca; esta acción puede ser el primer contacto para un consumidor, de tal manera que una buena ejecución de promotoría promovería el consumo de un determinado producto, dentro o fuera del punto de venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL