Observando el contexto actual de las reformas económicas y políticas, caí en cuenta sobre un tema clave entre los mexicanos: los llamados refrescos o bebidas azucaradas. Tema importante no sólo en lo económico y en la comunicación del producto, sino también en lo político.

Más artículos de Paco Santamaría:
El Marketing interno y la mirada injusta
Tendencia de gran impacto actual: From Farm To Table

Observo dos grandes bandos en esta guerra, por un lado, las marcas de refrescos y bebidas azucaradas, y por el otro, ciertos representantes políticos y una tal organización de académicos que pautan publicidad en contra del consumo de estas bebidas para exigir políticas públicas y combatir la epidemia mexicana de la obesidad con su portal: alianzasalud.org.mx.

Desde mi punto de vista, estamos en medio de una lucha muy respetable, los que están en contra de bebidas con azúcar y los que defienden esta industria. Por un lado Coca-Cola justifica su marca y su producto comunicando lo que invierte en proyectos saludables y por el otro la Alianza por la Salud donde firman académicos de muchas universidades pautan también campañas en contra de los refrescos.

Entiendo de donde saca Coca-Cola dinero para invertir publicidad y así justificar su agua con azúcar, pero La Alianza por la Salud ¿de dónde genera ingresos o recursos para invertir en una campaña de publicidad? No lo sé, quiénes son en realidad, ¿Qué?, ¿Los académicos que firman en la web alianzasalud.org.mx juntan su dinero en una “coperacha” y pagan una agencia de publicidad, un webmaster para que diseñe su sitio y los espacios publicitarios?

Lo mejor es que en una lucha las dos entidades den la cara, sólo así podemos ver los verdaderos intereses por los que se pelea o por lo que se defiende, a través de este espacio le pido a La Alianza de la Salud que me responda ¿quién paga su pauta publicitaria en vallas, online y en medios masivos? ¿de dónde sacaron el dinero? Sólo respondan esto, por lo demás su lucha me parece justa y digna.

Y la moraleja aquí es que antes de tomar partido o fijar una postura, hay que ver quién paga la pauta publicitaria. A continuación les dejo una infografía que diseñó Kantar Worldpanel México donde explica muy bien cuántos refrescos consumen las familias mexicanas y por otro lado una foto que tomé de una Valla en donde La Alianza por la Salud comunica sus mensajes. La reflexión y el pensamiento es de ustedes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anterior6 Tendencias de compra para el “Black Friday”
Artículo siguiente¿Sabías que existe un Salón de la Fama de la Publicidad?
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.