Las marcas siempre están buscando la manera de innovar, y algo que suelen hacer para atraer al consumidor es darle una nueva imagen a sus productos, y esto lo consiguen solicitando un diseño o rediseño de packaging.

Para el target actual un buen packaging debe no sólo ser vistoso, con imágenes atractivas, una tipografía bien hecha o con colores en tendencia, sino que además debe ser reutilizable en muchos casos y ser funcional para lo que contiene, por lo que cada marca, en su afán de mantener la lealtad y preferencia de sus clientes, hace uso de una agencia de diseño para que le ayude con dicha labor.

Se trate de un lanzamiento o un rediseño, es necesario que las brands tengan bien definido lo que desean obtener de este nuevo packaging, así como el impacto que quieren causar en el consumidor, y para esto es necesario que se definan ciertos pasos para acercarse a una agencia y solicitar su servicio de diseño.

Estudia a tu competencia

Antes de solicitar cualquier diseño de packaging, se recomienda que indagues en lo que tu competencia ha realizado en torno a sus embalajes y así te des una idea de los resultados que han tenido, qué les ha funcionado y como recibe el target sus diseños de packaging.

No se trata de imitar, sino de estar pendiente de lo que las marcas de la misma industria a la que perteneces para así estar un paso adelante y tener al consumidor cautivo.

Observar qué pasa en otras regiones del mundo

Estar al tanto de las tendencias en embalaje fuera del país es un gran ejercicio que te sirve como panorama para conocer lo que se hace fuera del país, identificar oportunidades y ubicar los diseños que han funcionado y los que no han sido tan exitosos.

Hacer mediciones

Como en toda estrategia de marketing, medir los resultados también aplica para el diseño de packaging, por lo que será necesario que se mida la visibilidad que tienen tus productos antes y después del rediseño y cuál fue el efecto causado en el target.

Elegir a la agencia

Opciones de agencias de diseño y BTL  hay muchas, pero debes elegir la que más se adecue a tus necesidades y también en los clientes que ha tenido, su trayectoria y la calidad de su trabajo.

Ser diferente

Implica optar por un packaging innovador, que rompa esquemas y sea atrevido en el sentido de que ofrezca un valor agregado al target y no sólo sea un embalaje con buenos colores e imágenes; debes buscar que también sea funcional, sin perder lo atractivo de su diseño.

Protege legalmente tu packaging

Esto se muy importante, ya que tu embalaje no sólo debe ser atractivo y vistoso, sino también debe tener los elementos legales necesarios para que no tengas problemas en un futuro y asegurarte de que no infringes los derechos de autor de alguno de tus competidores.

Solicita un diseño pensando en el futuro

Así como se recomienda que estés pendiente de lo que pasa en otras latitudes en cuanto a tendencias de packaging, también se sugiere que el diseño de embalaje por el has optado ahora pueda ser relevante en un futuro y tus consumidores sigan prefiriendo tus productos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL