Below The Line, una palabra que dejó de ser sólo un concepto para convertirse en toda una industria que involucra agencias, marcas y consumidores.

Enganchar al cliente, enamorarlo, fidelizarlo, crear una interacción con él, darle una experiencia memorable, hacer que conozca y confíe en una marca, y ésta mejore su posicionamiento entre sus competidores son algunos de los objetivos que persigue el BTL a nivel mundial.

Tan sólo en México, de 2015 a 2016 la inversión destinada a esta industria pasó de 46,525 a 48,647 millones de pesos, según datos de nuestro departamento de investigación, presentados en el reciente Estudio Anual de Inversión en BTL 2017.

Tal incremento indica que las marcas no sólo apuestan por este tipo de marketing debido a sus diversos formatos o costos por campañas, sino también por el alto impacto que estrategias Below The Line generan en el consumidor, haciendo que la conexión emocional, interacción y preferencia se fortalezcan.

Con los medios ATL, el target no tenía oportunidad de estar en contacto directo ni en comunicación inmediata con sus marcas favoritas; sin embargo, con la llegada del BTL el escenario ya es otro, permitiendo así que las empresas pudieran estar cerca de sus consumidores a través de medios diferentes a los de la mercadotecnia tradicional.

A continuación te enlistamos 5 características del BTL que hace de el un marketing más atractivo para las marcas.

Crea nuevos canales de comunicación

Activaciones de marca, eventos de diversos tipos, campañas de email marketing, contenido en redes sociales, intervención en espacios públicos mediante marketing de guerrilla, entre otros, son estrategias que funcionan como nuevos canales de comunicación y relación entre marcas y consumidores.

Con el BTL, la prensa escrita, radio y televisión ya no son los únicos medios para promocionarse, además de que gracias al Below The Line se facilita el acercamiento entre empresa y target.

Define mejor los segmentos de mercado

A diferencia del marketing en medios ATL, donde se entrega un mensaje de manera masiva, el BTL se encarga de segmentar, de forma más precisa, a la basta cantidad de consumidores para que las campañas desarrolladas por las marcas lleguen al público objetivo, de la manera correcta, teniendo el impacto deseado.

Con el BTL, se define mejor el tipo de cliente hacia quien va dirigido cierto mensaje.

Innova y sorprende

Llámense activaciones, street marketing, eventos u otro tipo de estrategia, lo que buscará siempre el BTL es causar asombro en el target, de manera que le sea difícil olvidar su experiencia.

Para conseguirlo, es necesario que cada campaña sea innovadora, disruptiva y creativa, de manera que logre hacer destacar a la marca y dé al cliente una experiencia digna de recordar.

Genera y fortalece la lealtad del cliente

Hoy en día mantener cautivo al cliente y sobre todo tener su confianza y lealtad son objetivos que resultan complejos de obtener, más no imposibles. Ejemplos como Coca-Cola, Nestlé, Starbucks, McDonald’s, por mencionar algunos, dan cuenta de que sí es posible generar lealtad en el consumidor, siempre y cuando se haga el esfuerzo necesario para conseguirla.

Es por esto que las distintas disciplinas BTL contribuyen a generar y fortalecer la lealtad del cliente.

Crea una conexión emocional

Con ayuda de cada una de las disciplinas Below The Line, las marcas son capaces de establecer un vínculo emocional con sus consumidores.

Al estar previamente segmentado el target, definir un mensaje y dirigirlo de manera correcta, la conexión entre marca y cliente se fortalece debido a las emociones que logra despertar en él, generando así confianza, lealtad, recordación de marca, sentido de pertenencia y favoreciendo además el branding de la marca.

Si bien es cierto que los medios tradicionales siguen dando resultados satisfactorios a las empresas, la llegada de BTL y sus distintos medios han cambiado la forma de hacer marketing y de establecer un contacto real y más cercano el consumidor.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL