La activación de marca es una de las estrategias que no pueden faltarle a tu plan de marketing, ya que es un factor que representa posicionamiento e incluso fidelización gracias al contacto que se logra con los consumidores.

Esta técnica no pierde vigencia y es una disciplina que refleja innovación y participación además de ofrecer resultados medibles. No obstante, es imprescindible que las activaciones de marca estén complementadas de manera correcta, por lo que te compartimos 5 acciones que no pueden faltar.

1. Establecer objetivos

Es imposible accionar si no hay objetivos en la mira. Por eso, antes que cualquier otra cosa, es preciso establecer los resultados que se esperan de esta activación.

Asegúrate de que una activación es la forma de alcanzar estos objetivos y que no será solo una pérdida de recursos que pudieron destinarse a una estrategia con mayor dirección.

2. Estrategias de estimulación

Una de las características prominentes de la activación es que genera estímulos físicos y emocionales. Así que tendrás que trabajar en crear actividades que no descarten este hecho.

3. Diferenciador

Es posible que tu activación esté rodeada de otras activaciones de la competencia, por lo que tendrás que diseñar acciones únicas que te distingan y te posicionen por encima de otras opciones.

4. Producción

Enfócate en en diseñar un escenario que represente a tu marca y a los productos que ofrece. Puede ser un stand sencillo si el contenido es de valor.

No dejes de lado ningún detalle y considera cada elemento. Un informe minute-by-minute podría serte muy útil.

5. Presupuesto

No te limites, pero no exageres. Asegúrate de que los objetivos, las acciones y la producción se centren y respondan a un presupuesto permitido.

Hay ideas increíbles que son posibles con pocos recursos, así que puedes crear grandes cosas si te organizas y te basas en estos puntos primarios.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL