El futbol es indudablemente el deporte más popular del mundo, situación que le coloca en un lugar de privilegio para la gran mayoría de las marcas, las cuales invierten año con año importantes sumas de dinero en actividades de marketing, incluidas las activaciones, implementaciones que les permiten acercarse a los aficionados en los momentos más álgidos de la pasión generando sentimientos inimaginables.

Notas relacionadas:
Sports Marketing y su forma de cambiar el mundo
5 activaciones de videojuegos que salieron terriblemente mal
4 razones por las que tus activaciones son un fracaso

A continuación te presentamos 5 increíbles experiencias de marca dentro del balompié.

Coca-Cola: Con el fin de reconciliar a dos de las aficiones más grandes del futbol italiano, la compañía refresque decidió colocar dos máquinas expendedoras en extremos opuestos del Stadio Giuseppe Meazza con refresco completamente gratis, siendo la única condición para obtener una botella que ésta tenía que ser otorgada por un aficionado del eterno rival (Inter o Milan según fuera el caso).

Adidas: Previo a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 la firma deportiva alemana creo una cabina fotográfica para que los británicos mostraran su apoyo al equipo de Reino Unido, cuando de manera sorpresiva apareció a la mitad de la sesión el ex mediocampista de la selección inglesa David Beckham provocando el llanto en más de un sorprendido inglés.

Heineken: Real Madrid-Milan es uno de los partidos más importantes que puede darse a nivel europeo y perdérselo es poco menos que un pecado. En esta divertida activación de Heineken más de un millar de milaneses fueron convencidos por sus novias o empleadores de perderse el llamativo juego para asistir a un concierto de música clásica; sin embargo a los pocos minutos de iniciado el concierto la cara de desilusión de los presentes se transformó en emoción pura al escuchar el himno de la Champions League.

Netshoes: Como parte de su acuerdo de patrocinio con River Plate la tienda deportiva virtual decidió convertir a los jugadores del conjunto millonario en repartidores de Netshoes por un día, situación que causó una gran impresión en los sorprendidos aficionados argentinos, quienes nunca esperaron recibir su pedido de las manos de sus ídolos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL