En pocas palabras el objetivo del surtido en el Punto de Venta es satisfacer las necesidades y deseos del shopper. Por tanto, se debe definir una estrategia que permita colocar a los productos de forma que aumenten su compra. Esto se puede realizar por medio de un análisis del surtido que se intenta ofrecer.

Para esta evaluación te damos 5 claves que te ayudarán a definir esa estrategia:

Ventas

Las ventas que reportan los productos es un factor importante porque de esta manera se entiende fácilmente cuál es el surtido más conveniente que se debe ofertar.

Margen bruto

Otra forma de detectar el surtido que se debe ofrecer es por medio del margen bruto que reportan los productos. El margen bruto es el resultado de la diferencia entre el precio de venta y el precio de coste de los mismos. De tal modo que si un producto presenta un margen bruto de un 30 por ciento, lógicamente, se debe colocar en el Punto de Venta ya que beneficiará al retailer con unos ingresos extraordinarios.

Rentabilidad

Conoce la rentabilidad que presenta un surtido es clave para satisfacer al público objetivo, además, es importante para diseñar un correcto merchandising en el Punto de Venta.

Rotación

Como tendrás conocimiento la rotación del surtido es sinónimo de beneficio y es una clave muy valiosa para la gestión de un Punto de Venta. Además, su importancia radica en que es un buen indicador sobre la calidad de la gestión de las mercancías y la gestión del stock.

Como has visto los anteriores puntos te ayudarán a la hora de definir el surtido más adecuado para el Punto de Venta. De esta manera, dispondrás de un productos que:

  1. Productos que tendrán éxito en el Punto de Venta gracias al público existente.
  2. Productos que tendrán éxito debido a una diferencia con la competencia.
  3. Productos que tendrán éxito debido a la amplitud y profundidad del surtido disponible en el Punto de Venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL