Hoy en día los Shoppers buscan experiencias más personalizadas. Hay algunos grupos, como los millennials, que tienen demandas más particulares en especial en cuanto al mundo digital; actualmente esperan que tanto las marcas como los retailers les ofrezcan productos en sus términos tecnológicos.

Más columnas de Fabián Ghirardelly:
Respuestas de las marcas a tendencias globales
4 reglas que siguen las marcas más elegidas en el mundo
3 grandes tendencias que modelarán el futuro
¿El precio como medio de crecimiento?

Les comparto algunas experiencias que se han hecho en el mundo para llegar, en especial, a los más jóvenes y que nos están revelando ciertas tendencias que se están imponiendo en el mundo digital y que reflejan cómo estaremos interactuando en el mercado como compradores:

Un retailer sin restricciones físicas

La gran penetración de los celulares es sinónimo de que los retailers están en todas partes y de forma instantánea, ya que se puede comprar actualmente desde cualquier punto, es decir, no sólo en las tiendas, sino desde casa, el trabajo, la escuela; lo que debe alentar a las marcas a incorporarse al e-commerce en cada momento que sea posible (o m-commerce). Algunas marcas ya han aprovechado al máximo esta oportunidad. Un ejemplo de ello fue un anuncio de una tienda de ropa durante el Super Bowl de 2014, en donde a quienes estuvieran viendo en televisores inteligentes (conectados a internet) podían pedir la ropa que había aparecido en el comercial desde el control remoto.

Facebook y Twitter están investigando como sacar ventaja de lo que se comparte y de los temas sobre los que se conversa, y traducirlo en compras, a través de la prueba de botones de compra que permitan a los usuarios pagar instantáneamente por productos relacionados con sus temas de interés.

Es sumamente interesante ver la publicidad que dan en la televisión en Europa puesto que gran parte de ella se refiere a retailers que sólo venden sus productos por internet…si ya incluso existen bancos que no tienen sucursales físicas y sólo tienen su portal de internet para interactuar con sus clientes.

Comunicación digital, o mejor dicho, diálogo digital

Hoy en día los consumidores quieren tanto información como quieren descuentos. La gente usa Facebook para obtener ideas de sus amigos; las marcas y los retailers están haciendo lo mismo con sus bases de fans, involucrando a ávidos consumidores en extensiones de línea de productos, investigando y probando. Un ejemplo es de una marca de Shampoo en Indonesia que sondeó, a través de redes sociales, si las mujeres deberían de pintarse el cabello o usar el negro natural, el 70% de los 6 millones de votos preferían usarlo al natural. Además se registró un incremento del 30% de las ventas de la línea Negro y Brillante de la marca que realizó la encuesta.

Las marcas deben explorar cualquier plataforma digitalmente amistosa, que les permita entablar una conversación con sus consumidores para luego incrementar ventas o incluso desarrollar innovaciones que respondan a las necesidades detectadas en este tipo de comunicación.

Shopper 24/7

A lo largo del mundo, largas jornadas laborales acompañadas de tediosos recorridos para llegar al trabajo abren espacios potencialmente interesantes de comunicación. En Corea del Sur, desde el 2010, una cadena de autoservicios lanzó una opción para que la gente aprovechara ese camino de regreso a casa colocando posters digitales en las estaciones del metro como si fueran los anaqueles de un autoservicio. Los compradores, con ayuda de su celular, registrando los códigos QR de los productos que se elegían, podían hacer las compras, mismas que llegaban al hogar prácticamente a la par de las personas. Esos esfuerzos ya los hemos visto en Latinoamérica con Jumbo en Chile o Superama en México, aunque con algunas adecuaciones.

En mercados desarrollados, el concepto de dar “click y recoger” ya ha madurado. En Inglaterra, una de las principales cadenas ha incrementado de manera importante su impacto en el mercado con este sistema. La gente compra en línea y luego pasa por el retailer para recoger su pedido.

Seguramente hay grandes retos para las marcas, pero que también implican oportunidades inmensurables para conectar con sus consumidores y compradores. Aunque internet y el mundo digital no son nuevos, la forma de aprovecharlos para estar en contacto nunca había llegado al grado que vivimos hoy en día.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL