¿Todavía no sabes cómo convertir tus comunicaciones en marketing directo exitoso? Aquí te damos algunas sugerencias.

Debes de atraer la atención con un título que hable de beneficios o que dé curiosidad.

Los mensajes para tus clientes lo tienen que interesar para entrar en comunicación con tu empresa. Que el asunto del email o el título del catálogo sean persuasivos, así lo llevarán de manera inmediata al siguiente paso, realizar una llamada, la acción de venta.

Despierta el interés del lector.

De preferencia abre la comunicación con una pregunta, acércate a las necesidades o problemas de tu cliente, a partir de ahí origina el contacto y comienza con las propuestas para solucionar las urgencias. No se sugiere comenzar con una larga presentación.

Beneficios y características.

Al explicar todos los beneficios de usar tu producto o servicio también aprovecha para personalizar las necesidades que se quedan cubiertas con tus productos o servicios.

No dejes fuera las características que destacan en tu marca. Siempre se agradece conocer los beneficios y las características que se pueden aprovechar.

Aduéñate de las objeciones.

Los clientes siempre tienen motivos para no comprar, así que hay que estar al corriente con las barreras a evitar con los que no conocen tus productos o creen no nocesitarlos. La clave es solucionar lo que tu cliente puede enfrentar sin tus servicios.

El día para atenderte es hoy.

Queda claro que si el cliente no toma acción en el momento de recibir tu llamada, cuanto más tiempo pase, más dificil es que conteste. Así que mejor diseña la oferta de tal manera que necesite contestarte ahora y no después.

Tú ya cuentas con tu producto.

Conoces tus productos y por eso los recomiendas. Utiliza todo lo que tengas a tu alcance para generar credibilidad y que el cliente potencial confíe en que puedes solucionar su problema.

Dale los medios para que sea libre de responder.

Ahora ya no tienen que escribir cartas o llamar a un teléfono para hacer pedidos. Actualmente las landing page son concretas para rellenar formularios, solicitar citas, descargar catálogos u otros.

Segmentación.

El mensaje debe ser lo más personalizado posible, así va a funcionar. Todo este esfuerzo hace que las posibilidades de obtener una respuesta aumenten.

El marketing directo es eso, una interacción sin intermediarios, que no se te olvide que te diriges a una persona. Haz que se sienta en confianza, que el contacto no se automatizado.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL