Cómo sentirte de vacaciones mientras trabajas

1420

¿Te urgen tus próximas vacaciones? Si eres como la gran mayoría de la gente, salir de vacaciones te hace sentir muy bien. No estás trabajando, duermes sin horario, estás en mayor contacto con la naturaleza, conoces nuevos lugares y descubres nuevas comidas que antes no habías probado.

Estudios han demostrado que las vacaciones tiene muchos impactos positivos. Las vacaciones nos ayudan a recargar baterías y es excelente para reducir el stress y para nuestra salud mental. Además, incrementa la felicidad, la satisfacción laboral, y la productividad. Sin embargo, salir de vacaciones se reduce a unas cuantas semanas al año de las 52 que tenemos, las cuales no son suficientes. Si eres como yo, ni teniendo el doble de vacaciones.

Sentirse de vacaciones es un estado mental. Claro, estar en la vida real de vacaciones es un hecho, pero también mucho tiene que ver con nuestra actitud y algunos cambios que podemos hacer. Los siguientes consejos te pueden ayudar a sentirte de vacaciones para esos números días cuando tienes que seguir laborando.

Haz contacto con la naturaleza

Por lo general, salir de vacaciones involucra estar en contacto con la naturaleza –la playa, montañas, valles. Según estudios, estar rodeados de áreas naturales mejora nuestra salud mental y física. Aún con investigaciones con enfermos que tuvieron vista a un jardín desde su ventana en el hospital, mostraron una más rápida recuperación a diferencia de aquellos que no tenían esta vista. De la misma manera, investigadores han comprobado que la gente que vive en ciudades grandes, disfrutaron de mayor salud al tomarse el tiempo para ir a un parque. Por lo tanto, incorpora algunas salidas a algún parque entre semana y por lo menos los fines de semana.

Cambia la ruta para ir a trabajar

El cambio es la pieza fundamental para sentirnos de vacaciones. Si cambias un poco tu rutina para ir al trabajo con un nuevo camino, verás áreas diferentes y estimularás a tu cerebro. Si no puedes, por lo menos incorpora algo nuevo como escuchar una estación de música diferente, podcast, o audiolibro.

Ve a nuevos restaurantes

Ligado a lo anterior, probando nuevos lugares para comer te ayudará a estar más estimulado.

Cumple con tus tareas y no sigas más

El gran problema con el trabajo es que no hay un fin. Tenemos la expectativa de estar conectados aún fuera de la oficina, contestando correos electrónicos o llamadas. Cuando estamos de vacaciones se supone que nos desconectamos de las obligaciones laborales, nos relajamos y nuestra mente puede ocuparse en disfrutar y dejarse ir. Completa tu lista de tareas para el día y ve a disfrutar haciendo algo que te guste hacer, desde ver tu show favorito, salir con los amigos, o reunirte con tu familia.

El trabajo diario puede provocar mucho stress y por lo tanto necesitamos de la vacaciones. Tu puedes combatirlo y vivir de una manera más relajada aún cumpliendo con tus obligaciones laborales. Cambia tus acciones sin tener que cambiar tus circunstancias.

 

Gabriela Romo es psicóloga, trabaja con la comunidad latina del área de  Washington, DC y tiene un programa de radio semanal en América 900 AM. [email protected] @romocounseling

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorTendencias líderes en las agencias BTL en México
Artículo siguienteCreatividad más allá del peloteo: método Dalí
Soy psicóloga, consultora, conductora y productora del programa de radio semanal “La Psicología y Usted” (América 900AM), y colaboradora para Noticias Univisión en temas relacionados con la psicología para la comunidad hispana en Estados Unidos. Estoy especializada en migración y sus problemas en la familia y en la salud mental del individuo. Antes de ser psicóloga trabajé para el gobierno de México y en organizaciones sin fines de lucro internacionales en Reino Unido y México. Tengo dos maestrías de Johns Hopkins University y de University of London y tengo un postgrado de University of Oxford. Soy mexicana y resido en Washington, DC. [email protected] @romocounseling