Muchas veces la publicidad recurre a las emociones, ya sea para persuadir o concientizar, pues es una manera de generar una atracción positiva por parte de la audiencia.

Notas relacionadas:
Campaña Social que intimida (y enamora) con la mirada
Tupperware viene con campaña social en pro de las mujeres
La campaña social que cautivó a las comunidades rurales

Las activaciones son, así pues una técnica para involucrar al público y hacerlo sentir parte de la marca. En Polonia, la fundación “Nobody’s Children, junto con la agencia de publicidad Mccann Worldgroup, crearon una campaña para crear conciencia, que dejó un mal sabor de boca a la audiencia.

El proyecto se realizó en las salas de cine de Varsovia, cuando los espectadores llegaron a sus asientos encontraron una tarjeta y un chocolate con la leyenda, “Cómeme, nadie se enterará. Será nuestro secreto.” Lo que captó su atención de manera inmediata y sin pensarlo lo degustaron.

En cuanto las luces se apagaron comenzó el anuncio y esto fue lo que sucedió:

La reacción del público ya no fue tan gratificante, pues les dejó una fuerte reflexión. A diario, en el mundo millones de niños sufren de abuso sexual, de acuerdo con UNICEF, 1 de cada 10 niñas ha sido víctima de violencia sexual alguna vez; sin duda una cifra verdaderamente alarmante.

A lo que la agencia Mccann, decidió darle un giro realista y dramático, de modo que que el impacto fuera mayor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL