Los llamados “datáfonos” o mejor conocidos como las terminales punto de venta han sido muy efectivas para algunas retailers, ya que a través de ellas es como pueden cobrar a los consumidores vía tarjeta de crédito o débito. Sin embargo, una tendencia que viene con fuerza es el pago por teléfono, lo que inevitablemente hace que nos preguntemos si se avecina el fin del datáfono.

Por lo menos en España, los dispositivos móviles están desplazando a las terminales punto de venta, o bien el propio dispositivo actúa como la terminal. De acuerdo con Statista, el auge del pago móvil se dio gracias a las empresas de tecnología como Samsung y Apple, pero también a los bancos que se mantuvieron abiertos a este tipo de transacciones.

De hecho los principales bancos españoles han desarrollado una plataforma de pagos entre particulares y de particulares a comercios llamada Bizum, aunque todavía no está activa.

Un dato interesante es que el ‘Digital Market Outlook’ del sitio de estadísticas, indica que las transacciones de pago en puntos de venta superarán los 1.700 millones de euros en 2020.

Al momento hay 1.3 millones de españoles que utilizan el móvil para pagar en las tiendas, pero se prevé que en cuatro años la cantidad de usuarios ronde los 3 millones.

En México, un claro ejemplo de esto lo vemos con retailers como Starbucks. Los usuarios adscritos al programa de lealtad y que tengan la aplicación en su teléfono pueden pagar sin necesidad de llevar efectivo o la tarjeta del programa. Basta con escanear el código de la aplicación en el lector que está junto a las cajas de cobro.

Y aunque es un hecho que en el país pocos son los retailers que están aplicando por esta tecnología, en unos años serán incontables.

Checa la siguiente gráfica.

Infografía: La evolución del pago por móvil en España | Statista

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL