“Es sentido común. ¿Acaso ves a los animales macho con macho o hembra con hembra?
Los animales son mejores. Saben distinguir entre hembra y macho. Si aprobamos eso de macho y macho y hembra y hembra, el hombre es peor que los animales”, estas fueron las palabras que provocaron que Nike, una de las grandes firmas deportivas rompiera relaciones con el pugilista, Manny Pacquiao por considerarlo homofóbico.

Dichas declaraciones las hizo el deportista filipino cuando se encontraba en un programa de televisión de su país haciendo campaña para el Senado, lo que le valió una ola de críticas que llegaron a oídos de la marca.

“Encontramos los comentarios de Manny Pacquiao aberrantes. Nike se opone firmemente a cualquier tipo de discriminación y tiene una larga historia de apoyo y la defensa de los derechos de la comunidad LGBT. Ya no tenemos una relación con Manny Pacquiao, eso es seguro”, informó el retailer deportivo a través de un comunicado.

Previo al anuncio de Nike, Pacquiao subió un video a su cuenta de Facebook en el que ofrecía disculpa a todos aquellos que se sintieron ofendidos por sus palabras, pero reiteraba que seguía oponiéndose a los matrimonios homosexuales.

Cada vez más son las marcas que están apostando por incluir a parejas homosexuales dentro de sus campañas de marketing promocional o por mandar mensajes de tolerancia y respeto para la comunidad LGBT, tal y como lo hizo Adidas al incluir una cláusula en sus contratos de patrocinios en los que protege a todos los atletas gays.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL