Los nuevos comportamientos de compra, así como la conveniencia que ofrece el canal online, ha hecho que el comercio electrónico crezca de forma importante no solo en México, sino también a nivel mundial, una realidad que ha influido para que más retailers aperturen una tienda online y así seguir vendiendo, aún cuando sus puntos de venta estén cerrados.

De acuerdo con datos publicados en el Estudio sobre Venta Online México 2019, elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), los sitios web de un retailer son la principal fuente de información para el comprador digital interesado en adquirir un bien o servicio.

Te sugerimos: E-commerce: 8 razones por las que un shopper puede abandonar una tienda online.

Otro aspecto relevante sobre las tiendas en línea de las marcas es su imagen. En dicho estudio se señaló que 8 de cada 10 shoppers condieran que la apariencia de la página web de ese minorista o empresa sí ejerce un poder de influencia, al momento de completar su compra.

¿Por qué hacer alusión a estos datos?, porque cuando se tiene planeado abrir una tienda digital, es de suma importancia tomar en cuenta ciertos elementos que, aunque en apariencia se conciban como básicos, pueden hacer la diferencia entre un sitio web exitoso y atractivo para el cliente o no serlo.

Te sugerimos: E-commerce: 7 acciones para que tu tienda online inspire confianza y venda.

Para ello se sugiere que cada marca considere algunos puntos clave, como los presentados a continuación.

  • Elección correcta de la plataforma de comercio electrónico que mejor se adapte a la marcas, sus productos y objetivos, el cual permita mejorar el costo de operación y brinde mayor rentabilidad al negocio.
  • Conocer a los competidores a fin de saber cómo ofrecen sus productos, según recomienda PayPal.
  • Cuidar la calidad, colocación y contenido de cada imagen en la tienda online, ya que también forman parte de la carta de presentación de un negocio.
  • Garantizar que se cuenta con el stock suficiente.
  • Establecer los métodos de pago que más se adecuen a las necesidades de los clientes y con ello no afectar la experiencia de compra.
  • Brindar confianza con una página web bien estructurada, con buen diseño, que cuente con datos de contacto en caso de alguna duda o contratiempo con la venta o servicio, métodos de pago seguros, entre otros aspectos que den mayor certeza al cliente, y en consecuencia, se sienta seguro de seguir su proceso de compra.
  • Ligar la tienda a las redes sociales de la compañía.



SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL