Como parte de las diversas estrategias de promoción que una marca puede emplear en punto de venta, espacios públicos y también en comercio electrónico, los artículos promocionales es una de las favoritas no solo de las empresas, sino también de los consumidores.

Y es que cuando una firma busca estar mucho más cerca de su público meta, así como darle más razones para mantener su preferencia y establecer una relación emocional, este tipo de productos suelen ser una manera viable de conseguir tales objetivos, una estrategia que lejos de deseparecer se ha transformado y adaptado a las nuevas tendencias de consumo.

En años anteriores un promocional tenía la cualidad de ser regalado en muchas ocasiones, y tener como principal exponente el bolígrafo o libreta, que hasta la fecha siguen en uso. No obstante, es tal su relevancia en el mercado mexicano que ahora han pasado a ser objetos de deseo y parte importante del merchandising de muchas marcas, productos que han llegado a influenciar la compra de un 52 por ciento de los consumidores en el país, según datos del Departamento de Investigación de InformaBTL de 2018.

¿Qué puede quitarle atractivo a los promocionales?

Para un consumidor, recibir un artículo promocional puede significar una grata experiencia que derive en una preferencia, recordación y amor hacia una marca, esto claro si el producto cuenta con ciertas características que hoy demanda el cliente, tales como disruptividad y creatividad en el diseño, calidad de los materiales para su fabricación, así como la personalización de los mismos.

Sin embargo, también hay otros factores que, en lugar de beneficiar esta estrategia la perjudican.

Enrique Dodríguez, gerente de Mercadotencia para Bebidas de Campbell’s comentó en entrevista con este medio que elegir un artículo solo por su precio o funcionalidad puede resultar perjudicial, ya que la entrega de bolígrafos no es lo que esperaría un fan de una marca de bebidas o calzado deportivo. Por ello compartió que la elección del promocional debe hacer considerando el tipo de público al que va dirigido y cómo es su estilo de vida y hábitos de consumo, de manera que el artículo otorgado le aporte valor y se dé una conexión emocional, además de ser funcional.

Al hacer entrega de promocionales, es importante también que se cuide la manera en cómo se dan al cliente o dinámica a usar, de manera que esta acción más el promocional le brinden al consumidor una experiencia que le hagan valorar aún más lo que la marcas les ha dado, así lo comentó Verónica Aviez, CEO de Red Pepper Comunicación a InformaBTL.

Te puede interesar: ¿Cómo generar lealtad hacia la marca, mediante artículos promocionales?

No aprovechar temporadas clave para lanzar promocionales es otro error. Si se acercan fechas estratégicas como vacaciones de verano, Día de Muertos, Navidad u otra, es una buena oportunidad para recurrir a ellos.

Aun cuando el diseño puede ser muy bueno, la calidad de la materia prima, así como de su estructra es vital para que atraiga al cliente y haya una compra del promocional y se conserve por mucho tiempo. Según dicho departamento de investigación, la calidad es el segundo atributo más importante para el consumidor (22%).



SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL