En Suecia, cada año se celebra un festival del horror llamado Elmsta 3000, donde se presentan películas, exposiciones y escenarios temáticos. Entre sus objetivos está espantar a los asistentes, incluso antes de que comience el evento.

En la última edición de este festival se les envió a todos los participantes registrados un mensaje SMS con una foto de su casa desde un número desconocido, cuando los usuarios respondían preguntando la identidad del mensajero recibían otro SMS con el mensaje “Te estamos esperando en la sala”.

En el segundo mensaje ya aparecía un número telefónico, que al ser buscado en Google aparecía un link que decía “Ahora estamos en la cocina”, si el usuario hacía click aparecía una página que revelaba a los culpables de la broma.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL