De acuerdo a el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) debido a una onda tropical y un nuevo frente frío habrá lluvias en diversas partes de México. Asimismo, el Meteorológico Nacional pronóstico temperaturas mayores a los 40 grados Celsius en varios estados.

Aunado a esto, este fin de semana se cumplió una semana con mala calidad de aire en la Ciudad de México. Además, los factores antes mencionados ocasionarán el siguiente potencial de lluvias: tormentas, intervalos de chubascos, lluvias dispersas, entre otros.

Sin embargo, ¿es posible que este clima ayude a aumentar las ventas de un retailer? Al parecer, sí. De acuerdo a un estudio realizado por la escuela de negocios IESE, la lluvia hace que los consumidores sean menos sensibles al precios, permitiendo a los minoristas incrementar sus ventas hasta un 2 por ciento si elevaran los precios en los días lluviosos.

Se analizaron 98 tiendas en España, Alemania, Italia y Francia, y se encontró que, los consumidores se vuelven menos sensibles al precio en días de lluvia. Además, los consumidores suelen visitar un 16 por ciento más las tiendas, mientras que, el tráfico disminuye en las calles un 29 por ciento, según el estudio.

En este sentido, el estudio indica que las tiendas apunten a una política de precios ‘variable’ para que puedan cambiar sus decisiones de precios en función del tiempo que haga. Asimismo, las conclusiones del estudio señalan que la lluvia o el frío excesivo influyen en el estado del ánimo y en la decisión de compra de los consumidores.

En conclusión podemos puntualizar algunas claves:

  1. La lluvia es una variable para realizar compras. Debido a que aumenta el número de visitas a las tiendas y la conversión, es decir, son mayores las probabilidades de que un visitante compre un producto. 
  2. Los consumidores en días de lluvia se vuelven menos sensibles al precio, por lo que es una buena ocasión para incrementar los precios.
  3. La temperatura es un gran motor de conversión, gracias a que ayuda a aumentar las ventas de ropa de la temperatura apropiada. Por ejemplo, la lluvia o el frío incentivan a comprar ropa o accesorios para cubrirse.

Datos muy curiosos, ¿qué opinas al respecto?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL