Cuando hablamos del packaging ya no sólo nos referimos al empaque que resguarda a un producto para que llegue en perfecto estado hasta las manos del consumidor, sino también se ha convertido en un espacio para transmitir los valores y la personalidad de la marca. Como parte de la estrategia de marketing, hay algunos puntos en los que tenemos que poner especial atención, puesto que para este 2019 están tomando una gran relevancia, tanto para las marcas como para los consumidores.

Las empresas son cada vez más conscientes de su impacto en el medio ambiente y en la sociedad en la que viven. Por este motivo, muchas empresas no sólo están volteando a ver a modelos de negocio más amigables con planeta y que al mismo tiempo les ayuden a optimizar sus recursos, como es el caso de la economía circular. En el caso del packaging, las compañías están buscando empaques que no sólo sean más sustentables por los materiales que se usan para su realización, sino que también se requiere que los procesos para hacerlos sean más limpios.

Las marcas también ha comenzado a ser conscientes respecto a la variedad de clientes que tiene, muchos de los cuales llegan a tener capacidades diferentes, por lo que, además de pensar en que el packaging sea funcional, es necesario también prestar atención al embalaje, para que cualquier persona pueda sacar su producto sin mayor problema.

Otro de los aspectos que están funcionando muy bien son los empaques interactivos. Ya no sólo basta tener una caja o un frasco inerte, sino que es importante que el consumidor pueda hacer algo con él, de tal manera que le encuentre utilidad y, en consecuencia, tenga un valor agregado, por el cual quiera conservarlo.

Finalmente, otro de los detalles sobre el packaging a los cuales hay que poner atención es que deben estar diseñados para que el producto pueda ser consumido lo más pronto por el consumidor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL