No nos desgarremos la vestiduras por una textura

142

Hace algunas semanas, la vida digital de muchos estaba plagada de un debate que vale la pena hoy reflexionar ya que las cosas no están tan calientes. La creativa de moda, Carolina Herrera lanzó una línea de moda inspirada en las texturas de labores y tejidos indígenas otomíes. Muchos se desgarraron las vestiduras y empezaron a protestar: ¿Por qué robó la idea de las indígenas mexicanas para fines de lucro? ¡Otra vez somos víctimas de los poderosos que sacan lo mejor de este país y se lo llevan lejos para venderlo! La realidad es que no es así. Las cosas han cambiando y también la historia. 

Primer punto, desgraciada o afortunadamente, las texturas de los telares otomíes no se pueden registrar, así que cualquiera puede usar estos trazos y hacer con ellos lo que le parezca para promocionales, moda o lo que sea. Por lo mismo, la firma Carolina Herrera, investigó antes de hacer esta colección inspirada en la creatividad mexicana. 

Hay una mala reacción del gobierno de México Alejandra Frausto Guerrero, secretaria federal de cultura de México. Fue como una protesta vacía más en sus redes digitales por el supuesto plagio de los tejidos mexicanos. Mal, las cosas no se debaten así. No era protestar, es proponer y ver cómo le puedes dar la vuelta para usar el éxito de una colección de moda para que beneficie a todos, a los pueblos originarios que lo crearon y a la marca. Así tan cual, como un diálogo benéfico para todos. 

La marca Carolina Herrera ante la protesta del gobierno mexicano, reaccionó muy bien en materia de comunicación corporativa estratégica. Contestó, palabras más, palabras menos, que era una colección de moda como homenaje a la cultura de México y su tradiciones. Y está bien esa respuesta porque realmente no se puede hacer nada en en derechos de autor, el camino de la colección seguirá y la protesta del gobierno mexicano, se quedó solo en eso, en una protesta sin trascender. Aquí, México desaprovechó la oportunidad de usar la exposición del otro con parte del ADN de tu marca país para hacer publicidad y relaciones públicas gratuitas y que está exposición y beneficios llegan al pueblo, que son los mas necesitados, ¿Por qué no en lugar de protestar hacer una alianza para que la marca que usa estas texturas beneficie económicamente y de forma directa a las comunidades creadoras de este material? Quizá este gobierno no tenga este tipo comportamiento tan comercial, y por un lado lo entiendo, pero lo que sí no puede pasar es dejar pasar este tipo de oportunidades de hacer publicity de forma gratuita. No se trata de ser inteligente o no, se trata de administrar bien tu inteligencia para generar un beneficio mutuo. Constante y de acuerdo al ADN de tu marca o institución. 

¿Cómo usar la publicidad gratuita que te entregan otros?

Como decía María Félix, la publicidad es maravillosa aunque sea buena. Así es, si otros hablan mal o bien de ti, es bueno porque alguien está hablando de ti sin ser tú y utilizando sus medios, espacios y contactos para hablar de ti. 

  • Replica con argumentos que te coloquen como un ente autentico y sin dejar de ser tú. 
  • No pelear por pelear. Sacar lo mejor de la audiencia de que se está hablando de ti. Eso es lo importante. 
  • El silencio también es una herramienta de respuesta. Un silencio que diga algo a favor de ti. 
  • Analiza con otros, cuál es la mejor estrategia para contestar o no cuando otros hablan bien o mal de ti. El consultar a otros te da una perspectiva de mercado. Te da inteligencia de movimiento. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorEntrevista exclusiva: Potenciar lo offline a través de lo digital
Artículo siguientePromocionales: ¿qué factores los hacen poco atractivos al consumidor?
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.