En marketing, han abundado los autores que proponen siglas, letras y anglicismos para referirse o explicar algún término de la industria.

Ahí podemos citar casos como las famosas 4 P’s de la Mercadotecnia (producto, plaza, precio y promoción). También las famosas V del Big Data (volumen, veracidad, variedad y velocidad). Y en el caso del retail, podemos hacer referencia a los EST.

Estos EST son sufijos que transforman ciertos adjetivos para referirse a características particulares de los minoristas. Por ejemplo:

CheapEST (Walmart, Costco y Dollar). Lo más barato que hay.

BiggEST (Home Depot, Best Buy y Beyond). Minoristas con una sola categoría.

HottEST (Chicos, Starbucks y Target). Tiendas más personalizadas.

EasiEST (Container y Kohl’s). Tiendas departamentales.

QuickEST. Lo más conveniente para el consumidor, es decir, las tiendas de conveniencia.

A pesar de que los EST son una especie de catalogación entre retailers, hay que destacar que independientemente del tipo de punto de venta, es importante adicionar valores que generen engagement entre el consumidor y las marcas que vivan en cada uno de los minoristas.

Al final del día la propuesta de valor debe ser única para ser realmente competitivos en el sector.

Starbucks Reserve Roastery and Tasting Room
Starbucks Reserve Roastery and Tasting Room

Fuente: McMillan Doolittle

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL