El mes de mayo, y particularmente el día 10, es un período clave en la industria del marketing. Los precios no apelan al valor de las cosas, sino a las emociones propias de la fecha.

Las marcas y los comerciantes lo saben. Es por ello que el mes de la madre es una etapa de oportunidades para el sector.

Para dejar a un lado los argumentos racionales y echar mano del tema que es quizá el más emotivo para los mexicanos, y en general, para la cultura latina.

Sabemos que madre sólo hay una y también sólo hay un día asignado en el año para aplicarse y demostrarlo. Para manifestar ese cariño sin remilgos ni pretextos. Aunque todos los restaurantes estén desbordados y las tiendas abarrotadas. Aunque esa docena de rosas que antes costaba cien pesos, ahora, por la demanda, valga el doble y nuestra decisión tenga que ser más rápida porque oiga Usted, se agotan en minutos.

Cada mayo, vemos desfilar promociones sentimentales, contenidos que llegan al corazón (o al menos lo intentan). Somos bombardeados con mensajes publicitarios alusivos a nuestra progenitora y en pocas palabras, vemos madres por todas partes. La gran mayoría de nosotros, vamos a comprar algo para regalar y las mejores prácticas de mercadotecnia son las que se quedarán con la tajada más grande. Las que tengan la mejor comunicación, con la oferta más atractiva (y no me refiero necesariamente al precio sino al producto o servicio), en el momento exacto y en el lugar preciso.

Las marcas que ofrecen un mismo producto o servicio que su competencia, pelean en el cuadrilátero de los precios bajos. Otras, las menos, planearon con tiempo un producto, servicio o un valor añadido especialmente diseñado para su mercado en estas fechas. Algunas más, sólo visten sus puntos de venta y aumentan su pauta publicitaria para estar presentes.

Así que, este período representa también un interesante momento para aprender de buenas y malas prácticas. De analizar el mercado, la competencia y tomar nota para destacar y vender más el próximo año. Teniendo en cuenta que en realidad, madres si hay muchas, pero el día de la madre sólo es uno.

Por lo pronto, festejemos a nuestra madre. Abramos esa cartera, que las compañías y las agencias de comunicación ya trabajaron mucho para que así sea. Feliz día de la madre y cordial mes del “marketing emotivo”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL