Al estar en punto de venta, los clientes se encuentra frente a una enorme cantidad de estímulos que tratarán de influenciar en su decisión de compra, en donde un packaging es parte de ellos.

Así como el material POP también busca guiar al shopper hacia cierto producto y marca, el empaque también guarda una función de persuadir al cliente, esto a través de un diseño y elementos gráficos que sean capaces de redireccionar la elección del consumidor hacia determinado fabricante.

De acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, el diseño e imagen de un empaque es lo que llama poderosamente la atención de 58.6 por ciento de los consumidores en México.

Te sugerimos: Neuromarketing y Packaging: ¿Cómo reacciona el consumidor ante un empaque?

Con respecto a los materiales más utilizados para la fabricación de un packaging, la Asociación Mexicana de Envasado y Embalaje (AMEE) señala que el cartón y papel son los más usados (32.9%); mientras que el plástico se posiciona en el segundo lugar con 29.4 por ciento.

Tendencias para destacar en anaquel

Con un inicio de año y nueva década, es importante que las marcas tengan presente que el empaque seguirá siendo un elemento vital para atraer la atención en tiendas físicas, además de fungir como un factor clave en la promoción y comunicación entre fabricante y consumidores.

Para diseñar y fabricar empaques que llame la atención y sean bien recibidos por los shoppers, a continuación se enlista una serie de tendencias que prevalecerán este 2020 y que pueden auxiliar en su fabricación.

  • Biodegradables: fécula de maíz, residuos de cebada y caña de azúcar son solo algunas de las materias primas que se usarán este año para la fabricación de empaques sustentables.
  • Packaging inteligentes; es decir, que contengan elementos que permitan la interacción del cliente con la marca, ya sea a través de códigos QR, realidad aumentada, entre otras nuevas tecnologías.
  • Uso de tintas inteligentes que faciliten la lectura mediante aplicaciones móviles, además de proveer efectos especiales en los envases y hacerlos más vistosos.
  • Información nutrimental adecuada: esto surge luego de los cambios solicitados el año pasado y que buscan que los empaques tengan datos nutricionales que correspondan con lo que contiene cada alimento o bebida.
  • Diseños sencillos que muestren etiquetas limpias, solo con la información necesaria, evitando la saturación y contando con los colores, tipografías e ilustraciones correctas.
  • Packaging que permita ver parte del producto, sin necesidad de abrir la caja o botella.
  • Nuevos tamaños que atiendan necesidades de consumidores específicos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL