A lo largo de la vida siempre nos identificamos con algún número al que recurrimos como cábala cuando de juegos de azar se trata, cuando le apostamos a la lotería, cuando pretendemos que nuestra vida cambie en cuestión de segundos con una ruleta, con los dados o unos naipes. Pero por una imperante necesidad o creencia siempre apostamos por ese número, no dejamos de invertirle porque es parte del riesgo que corremos para alcanzar nuestro target y sin ser astrólogo y mucho menos experto en numerología estoy convencido que muchas veces la suerte puede estar de nuestro lado y llegamos al cometido: una remuneración económica que incluso puede darle un giro completo a nuestras vidas, hasta en los momentos más críticos.

Más artículos de Germán DíazHamshire:

NFL: un kickoff en la activación de marcas

El Club Querétaro del fútbol mexicano es un claro ejemplo y una prueba fehaciente de que aún sumidos en la situación más difícil de su historia, apostarle al número “49” de la noche a la mañana le cambió por completo el rumbo al equipo. En el torneo anterior los Gallos Blancos pasaron varias quincenas sin poder cobrar y al borde del abismo de su desaparición, llegó Grupo Imagen al rescate y con ello la “bendita” magia del número “49” al que le apostaron y en menos de lo esperado música para sus oídos: “¡Premio mayor, premio mayor!”… Ronaldinho de Assis Moreira era una realidad.

El “49” que el crack brasileño viene utilizando desde su estancia en el Atlético Mineiro es en honor a la fecha de nacimiento de su madre (1949), pero también representa un factor clave en el merchandising del Club Querétaro que a partir de ahora podría ver duplicados sus ingresos a través de las ventas de playeras y boletos con una derrama económica que podría alcanzar incluso los 115 millones de pesos.

Y estratégicamente el impacto aún es mayor, porque el “49” no es un número usual en los jugadores de fútbol, en especial los cracks, que nos tienen acostumbrados al 10, como Lionel Messi, al 7 de Cristiano Ronaldo, al 14 de “Chicharito”, pero este patrón numérico se repite en varios clubes, sin embargo, el dorsal de “Dinho” es único, casi irrepetible y por ende, una garantía de negocio y de activación de marcas.

Las estrategias de marketing derivadas del “efecto Ronaldinho” no serán además únicas de los Gallos Blancos sino de toda la Liga MX, pues los equipos de más bajo perfil saben sin duda de lo redituable que les viene el fichaje “bomba” de Ronaldinho y esto será ampliamente aprovechado en términos comerciales cuando reciban al Querétaro que desde hace una semana es el club mexicano en la mira de todo el mundo, como si se tratara de un verdadero cuento de hadas y las tendencias no mienten, pues desde los primeros minutos del anuncio de la llegada del crack brasileño a tierras mexicanas se registraron 5 mil menciones y 10 millones de impresiones, tal como InformaBTL.com lo había publicado en tiempo y forma.

Lo cierto es que a partir de ahora, empresas, Pymes y patrocinadores en México que le apuestan al sports marketing tendrán muy presente el mágico número “49”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL