Para cualquier empresa, el proceso de ventas representa una de las actividades más importantes a nivel comercial, puesto que es gracias a su seguimiento que las ventas logran cerrarse, creando las ganancias necesarias para mantener el negocio a flote. Pero, ¿qué tienen que ver las ventas con la psicología?

La psicología permite conocer a las personas a niveles que van más allá de lo físico, por lo que los especialistas sugieren una serie de técnicas que pueden integrarse al proceso de ventas con el fin de conocer las necesidades y deseos genuinos del posible comprador.

La psicología como aliada para el cierre de ventas

  • Proporciona información

    Para los consumidores suele ser difícil aventurarse a probar algo que no conocen, por lo que es de suma importancia que el vendedor les diga todo lo que necesiten saber con respecto al producto o servicio que quieren vender, generando confianza y logrando una decisión positiva.
  • Genera urgencia

    Es muy común que la indecisión sea uno de los factores para decidir no comprar algo. Es por eso que el consumidor necesita escuchar de primera mano las razones por las que debería adquirir un producto o servicio.

    Del mismo modo, está comprobado que el miedo a perderse de algo suele ser uno de los impulsos de compra más frecuentes. Esta sensación de urgencia puede provocarse si el producto solo está a la venta por un periodo determinado o si tiene un descuento.
  • Sé empático

    Acércate al cliente y dirígete a él con confianza pero sin perder el tono adecuado. Hazle saber que sus necesidades y deseos pueden ser satisfechas con el bien que tú le ofreces.
  • Limita las opciones

    El cerebro no reacciona bien ante múltiples opciones, por lo que debe haber una síntesis que permita presentar los productos de manera mucho más organizada al consumidor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL