Las bases de datos hoy en día son herramientas esenciales para tomar mejores decisiones de negocio. No obstante, no es imprescindible contar con un software sofisticado para poder construir una base. Solo se trata de almacenar a través de una estructura un determinado segmento de mercado. 

La clave de una base de datos se encuentra en la organización. Compras, pedidos, ventas, por ejemplo, son conceptos que podemos encontrar en estos almacenamientos. De manera que con este tipo de información se pueden generar reportes que permitirán a gerentes o directores tomar decisiones más informadas. Pero, las bases de datos vuelven un problema cuando es necesario trabajar con grandes cantidades de información.

Cuando esto ocurre, es importante recurrir a programas diseñados para atender con menos tiempo, esfuerzo y dinero datos que pueden proporcionar avances más rápidos a determinados procesos. 

El tipo de software que tiene la capacidad de analizar información con una mayor facilidad son llamados gestores de bases de datos. Sin embargo, una de las desventajas de estos programas es el costo. Por otro lado, las características del software es probable que no sean compatibles con la compañía que trata de utilizarla; de tal forma que su gestión se puede convertir en un problema, además de una pérdida de recursos por su utilización. 

Te recomendamos: ¿Qué se necesita para una buena base de datos?

Es por eso que una de las opciones más viables para que las compañías que no cuenten con el presupuesto necesario para invertir en un software de bases de datos, es desarrollarlo. A través de un profesional de informática se puede generar software a la medida de la compañía. Lo importante es analizar las necesidades de la compañía, con la finalidad de determinar si se requiere un software sofisticado, o en dado caso, solo se necesita un programa más práctico, y fácil de operar en cualquier dispositivo.

HubSpot en su reporte The Ultimate List of Marketing Statistics for 2018, señala que 86 por ciento de los profesionales de marketing encuestados dijeron que prefieren utilizar el correo electrónico con fines comerciales. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL