7 hechos irrefutables que nadie se atreve a confesar

925

En el ámbito de la comunicación comercial, específicamente en el sector de la mercadotecnia Below The Line, se ha dicho ya mucho, pero también se han callado verdades que conviene comunicar.

El agitado desarrollo de las nuevas tecnologías y sus medios de comunicación, así como el día a día, nos han enfrascado en un sinnúmero de dogmas que aceptamos, pero muy en el fondo sabemos que no siempre son correctos y que hay hechos que aunque no se dicen, son verdaderos.

  1. La publicidad tradicional sí funciona, aunque su medición no sea tan exacta como la digital. He visto como muchas compañías han dejado los medios tradicionales (televisión, radio, impresos) argumentando que no generan ventas y no es posible evaluar su desempeño en ese aspecto, como se hace en el caso del marketing digital. Aunque es cierto que los medios digitales tienen muchas ventajas, entre ellas la posibilidad de poder cuantificar cada esfuerzo, lo cierto es que los medios tradicionales siguen siendo fundamentales para el posicionamiento de una marca. Además tienen un gran alcance y llegan a segmentos a los que todavía es difícil alcanzar con los medios digitales.
  2. El Big Data es fundamental, pero no vital. La información que nos pueden dar los datos recabados de nuestros clientes potenciales es muy importante, pero no es el ingrediente mágico. La creatividad, la oportunidad y un contenido original, siguen siendo elementos indispensables para el éxito. Así que el manejo de datos nos podría ayudar a fijar nuestra puntería y darnos insights muy valiosos, pero es el contenido lo que realmente hará la diferencia.
  3. Cuando tu agencia asegura que tiene un equipo destinado sólo para tu marca, miente. Seamos sinceros, en la mayor parte de los casos no es rentable tener a un equipo destinado a trabajar sólo para una marca. Y si acaso es rentable, es un desperdicio y estaría mucho tiempo haciendo otras cosas de todas formas. Además, de esto no depende la calidad del trabajo, sino del talento que se contrate y la disciplina que tenga el equipo.
  4. Los sueldos bajos afectan a nuestra creatividad y por ende, a todos. Hemos visto cómo hay una gran competencia en el sector y las empresas muchas veces le dan más peso a las cotizaciones que a las ideas. Esto repercute en la necesidad de bajar los costos de operación y con ello, los sueldos. Al no tener buenas pagas, tampoco es posible contar con buenos creativos.
  5. El éxito de una campaña de marketing depende en gran medida del cliente. Una buena agencia de publicidad o marketing es fundamental, pero si no tiene la suerte de encontrarse con un cliente con la suficiente experiencia y conocimiento para exigir un buen trabajo, además del olfato para detectar una gran idea, el esfuerzo y trabajo de la agencia pueden resultar en vano, el potencial se muere.
  6. Somos muy creativos, pero la industria no siempre lo refleja. México es un país muy creativo, en su arte, en su música, en su gastronomía y en la forma de comunicarse, pero nuestra comunicación comercial nos queda a deber mucho. Probablemente por el miedo a arriesgarse a comunicar de manera diferente, por conformarnos con la primera idea y también, por falta de una mayor preparación.
  7. La gran idea que presentaste, pudo haber sido mejor. Tú lo sabes, yo lo sé y todos lo sabemos. Muchas veces la poca anticipación y el exceso de trabajo son nuestros peores adversarios. Debemos acostumbrarnos a una mayor y mejor planeación, a evitar los constantes cambios de opinión o de estrategia. Cuando tenemos claro el objetivo desde un principio, tenemos el tiempo para trabajar en varias opciones y elegir la mejor idea.