Enamorar al consumidor representa una búsqueda constante para las marcas, por ello cada vez son más agresivas en sus estrategias de marketing y en la creación de planes de lealtad que las ayude en la fidelización de los clientes.

Más notas relacionadas:
3 elementos clave para consolidar un programa de lealtad
Un camino para crecer: aumentar lealtad
Programas de lealtad: Ni todo el amor, ni todos los puntos

Básicamente los objetivos de un plan de lealtad son incrementar las ventas, reconocer a los clientes y vincularlos con la marca, de tal forma que éste esté a gusto con la firma y se sienta parte de ella. Sin embargo, sabes en qué consiste un plan de lealtad.

De acuerdo con Berenice Rivero, directora de Planeación Estratégica ARIADNA, muchas son las marcas que no definen claramente si lo que necesitan es un plan de lealtad o una promoción, pues si lo que quieren sólo es generar una venta deberían inclinarse por la segunda.

En cambio, los planes de lealtad están relacionados más con temas personalizados, es decir, que se basan en el conocimiento del cliente para acto seguido es generar experiencias, pero sin malbaratar los productos. No es lo mismo disminuir un costo que ofrecerle al cliente un beneficio adicional en la compra de tal cosa o de tal cantidad.

Para que quede claro qué no es un plan de lealtad, la experta enlistó los siguientes 5 puntos:

  1. No es un programa de ventas: tarjetas de descuentos, cuponeras
  2. Una inscripción a cambio de regalos o descuentos adicionales
  3. Algo que no suma valor a la marca ni al cliente
  4. Una colección de tarjetas
  5. Un intercambio de datos del consumidor vs una promesa de marca

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL