Las apps son parte de nuestro día a día. Tenemos una para jugar, otra para llevar nuestras cuentas bancarias, una más para hacer ejercicio y, por supuesto, una para realizar comprar, pues el modo en el que las personas adquieren productos ha cambiado y aunque el comercio electrónico no suplanta la experiencia de estar directamente en el punto de venta, sí lo complementa perfectamente. Esto pasa frecuentemente en el retail y nosotros de explicamos los 4 motivos por los cuales estos programas son de gran utilidad en este sector.

Una app ofrece otro canal de venta: el usuario tiene al alcance de su mano el catálogo del retailer en cuestión, por lo que se facilita el proceso de compre, además de que muchas empresas ofrecen servicios de envíos que a varios usuarios les parece más útil, cómodo y seguro.

Una descarga, una cuenta, un registro: cada persona que descarga apps de retail  usualmente tiene que dar sus datos (especialmente si hay algún tipo de transacción), lo que se traduce en que el retailer puede recabar dicha información y crear una base de datos robusta.

Anuncios a la medida: una de las grandes ventajas de la era digital es que es posible conocer con mayor detenimiento a tus consumidores y por lo tanto es posible realizar promociones que les sean útiles de acuerdo a sus intereses. Por ejemplo, por medio de la geolocalización del celular, se le puede mostrar a un cliente en tiempo real distintas ofertas dependiendo del lugar donde se encuentre.

Aumenta la interactividad con la marca: por medio de distintas funcionalidades la app el retailer ofrece nuevas experiencias al usuario que lo hacer volver a utilizarla y realizar transacciones de compra con la empresa. Incluso hay muchas organizaciones que están usando técnicas novedosas como el gamification para fidelizar al público.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL