La industria BTL llegó a revolucionar la manera en cómo una marca se comunicaba con sus consumidores, y cambió de forma radical la manera de persuadir, atraer y cautivar la target.

A diferencia de los medios ATL, y que hasta hace unos años reinaban el mundo del marketing, mismos que mantenían una comunicación unidireccional, con las estrategias Below The Line este escenario se modificó, al tal grado que ahora no sólo hay una interacción directa entre target y marca, sino que además es el cliente quien sugiere y guía las acciones de marketing de las empresas.

De acuerdo con nuestro departamento de investigación, durante 2016 la inversión en BTL en México fue de 48,467 millones de pesos, cifra que para el término de este año se estima en 54,200 millones.

Entre los grandes distintivos de una estrategia BTL destacan los siguientes:

  • Toda acción de este tipo busca sorprender al target
  • Darle una experiencia única.
  • Generar engagement y brand awareness
  • Motiva una conexión emocional.
  • Hace de una acción de marketing algo disruptivo.
  • Altas dosis de creatividad.
  • Busca enamorar al consumidor.

¿Qué no debe perder de vista todo especialista en BTL?

Los repentinos y constantes cambios que ha tenido la industria del marketing, y particularmente el BTL, responden a las múltiples demandas del target por recibir cosas innovadoras, que les generen asombro y los hagan sentir especial.

Las tendencias hacia la personalización, a ofrecer promociones no convencionales, a buscar que la marca sea socialmente responsable, que ofrezcan valores agregados, entre otras, han dado paso a nuevas formas de hacer marketing, pero no tendrá caso tratar de enamorar al consumidor con innovaciones, si se pierden de vista algunos puntos clave.

Saber en dónde se está parado, la posición en el mercado y cómo ve un consumidor a la marca, son objetivos que no dejan de ser relevantes, pero es preciso que se tomen en cuenta los siguientes 3 puntos clave que ningún experto en BTL debe olvidar:

  1. Evita repetir estrategias similares todo el año: quizá un evento de marca o activación resultaron un éxito, pero si recordamos que el target está en busca de cosas nuevas, puede ser que repetir ambas acciones no sea lo más efectivo, y menos cuando no hay innovaciones. Se trata de ofrecer al consumidor algo que no ha visto y que lo encante, estando pendiente de las tendencias mundiales y nacionales.
  2. El cliente debe ser el protagonista de cada historia: la mayoría de las empresas suelen centrar sus estrategias de marketing y BTL en hablar sobre su producto o servicio, lo cual puede no generar respuesta positiva alguna en el target; a los clientes les interesa más saber los motivos que tienes para ofrecer ese producto que la marca promociona. Si el target se integra en la historia, atenderán lo que la empresa tiene que contar.
  3. Mantener el mismo mensaje e imagen de marca en todos los canales: ya sea que se trate de una campaña de marketing directo, una activación, evento, programas de lealtad o una estrategia de email marketing, es fundamental que el mensaje y la comunicación se mantenga iguales en todos los canales o medios, al igual que la imagen y valores de la empresa. Esto evitará generar confusión en el consumidor y que logre entender lo que intentas comunicar.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL