Una preocupación que la mayoría de los consumidores comparten se encuentra al final de su compra. Ellos desean saber si la marca o retailer los acompañará para ayudarle en caso de lo requiera.

Por otro lado, las marcas o retailers deben darle importancia a este hecho. Debido a que se puede convertir en una oportunidad para generar una nueva compra, y abre otra posibilidad: fidelizar al cliente.

Sin duda, el servicio post-compra es otra forma de mejorar la experiencia del cliente, y si se diseña una buena estrategia puede ser un momento inolvidable para el cliente. No obstante, esto puede ir más allá y adoptar las actuales tecnologías para atender mejor a los consumidores.

Las redes sociales son un medio muy valioso para las empresas, es un hecho. Sin embargo, una sugerencia que te damos es implementar estrategias Social Media en las siguientes áreas del retailer: RRHH, atención al cliente y comunicación corporativa.

Estas 3 áreas son clave para que un retailer tenga una buena comunicación con sus consumidores. Debido a que una de las características es la personalización, representa para la empresa una respuesta muy creativa para comunicarse con su público.

Desde pequeñas dudas hasta comentarios respecto a los productos o servicios ofrecidos son importantes para el diseño y planificación de nuevas campañas de marketing o de negocio de los retailers.

Por esa razón, supervisar y analizar los datos que nos ofrecen los usuarios en redes sociales supone una ventana de oportunidad para el retailer de mejorar cada vez todas sus áreas de negocio.

Por tanto, es importante realizar esfuerzos Social Media para: (1) Comunicar las oportunidades laborales que ofrece la empresa, (2) Atender las dudas, comentarios y sugerencias de los clientes y (3) Dar a conocer las actividades que realiza el retailer como activaciones, promociones, eventos, etc.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL